Ovacion
Domingo 22 de Mayo de 2016

Patronato cantó las 20 en el estadio Amalfitani

El Rojinegro empató sin goles ante Vélez. Alcanzó un puntaje que le permite iniciar tranquilo el próximo certamen.

Si antes del inicio de la competencia a Patronato le ofrecían firmar un papel en el que le garantizaban 20 puntos después de la culminación de la misma, lo sellaba a ciegas. Porque esas unidades le garantizaban la continuidad en la elite y redondear un promedio (1,250) que le entrega un margen de tranquilidad para el arranque de la temporada venidera. 
Anoche el Rojinegro, actuando como visitante, igualó sin goles ante Vélez. Fue en el marco de la 16ª y última fecha del Torneo de Transición de Primera División de fútbol. El Santo llegó a las 20 unidades, terminó satisfecho y con un más que aprobado en un campeonato tan exigente.
Las primeras muestras que regaló el match fueron de un conjunto local con mayor ambición yendo sobre el territorio contrario. Más allá de la sorpresiva exclusión de Lautaro Comas para que ingresara Nicolás Bertochi, no varió la postura táctica visitante que instaló al ex-Unión como un punta más. Bastó que el Rojinegro diera unos pasos hacia adelante, que Marcos Minetti marcara el momento y lugar de la presión para emparejar la cuestión e instaurar el trámite cerca de la bomba central. 
Una vez que logró el control de su adversario el elenco paranaense se fue amigando con la pelota y creciendo en su andar. 
La primera insinuación de ataque fue a los 19’ y favorable a Patringa, cuando después de una escalada por izquierda Garrido cabeza motivó la primera participación de Alan Aguerre, que contuvo sin dificultad. 
El Negro era más, pero casi paga cuando Matías Quiroga se equivocó en una salida y motivó un desequilibrio de Pavone que Romero no pudo cristalizar Romero sin marcas en el arco de Sebastián Bértoli.
El paso de los minutos fue aplacando el vértigo de las acciones. Dentro de un trámite extremadamente parejo; la V Azulada marcaba un tibio desnivel cuando cambiaba el ritmo con Zabala que exigió un cierre milimétrico de Minetti para evitar que concretara Pavone. 
Patringa tuvo su gran posibilidad a los 36’ cuando Garrido metió una gran habilitación para Quiroga que perdió en el mano a mano con Aguerre. 
El retraso de Nicolás Bertochi le dio en lo individual una mayor participación y a su equipo salida clara. Tuvo contactos con los de arriba, pero el peso en ofensiva fue insuficiente para quebrar el cero con el que se fueron al descanso.
SEGUNDO TIEMPO. El ingreso de Nicolás Tripichio por Leandro Somoza le dio mayor dinámica al medio campo velezano. Los orientados por Christian Bassedas fueron pero siempre chocaron con un Patronato que mantenía el orden e intentaba responder.  De todas formas la intensidad de partes no se traslucía en opciones claras. A los 7 minutos, Hernán Toledo a pura gambeta se fue fabricando el espacio para sacar un derechazo que Sebastián Bértoli primero devolvió de un ángulo antes de tener un control absoluto. 
Vélez no incomodaba en demasía, pero el único que llegaba con peligro. A los 15’, después de un desborde de LeandroDesábato metió un frentazo al que pocos arqueros llegan, Sebastián Bértoli pudo y de manera increíble evitó la caída.
La presión Santa ya no fue la misma y por eso la escuadra porteña comenzó a sobrecargar la tarea defensiva de su oponente. 
El cansancio de algunos de sus valores aconsejaban modificaciones. Ruben Forestello optó por reforzar la contención con la entrada de Damián Pacco por Marcelo Guzmán y ver si el chileno Donoso que reemplazó Fernando Telechea podía pescar alguna pelota perdida cerca de Aguerre. La entrada de Alejandro Almada por Nicolás Bertochi -que debió darse antes- fue con el afán de oxigenar el mediocampo y consumirle tiempo al encuentro. El cero fue inamovible, Patronato llegó a 20 puntos en la tabla y puede decir: misión cumplida. 
De última. Sorprendió el entrenador de Patronato Rubén Forestello con la inclusión de Nicolás Bertochi por Lautaro Comas en el once inicial del partido de anoche ante Vélez de visitante. 
Única alegría afuera. En su corto historial en la elite del fútbol argentino, Patronato registra como única victoria de visitante la obtenida ante Chacarita en el Nacional de 1978, fue el 22 de noviembre del 


EL MEJOR. Sin dudas que Sebastián Bértoli fue el mejor de Patronato en el certamen de Primera División. Con dos tapadas en el complemento anoche fue fundamental para que el equipo sumara.
EL SISTEMA. El entrenador de Patronato Rubén Forestello armó un esquema para controlar a Vélez y lo logró. Pudo hacer un partido de trámite parejo y cuando se vio superado surgió la figura de Bértoli. 
POCO PESO. Más allá del voluntarismo y empecinamiento de Matías Quiroga, el elenco Rojinegro no gozó de muchas chances de ataque. El Flaco tuvo la más clara pero perdió ante Aguerre. 

Comentarios