Mundo
Martes 11 de Agosto de 2015

Pasó años fotografiando indigentes y encontró a su padre

Diana Kim creció en la isla de Maui, en donde su padre era fotógrafo, así que allí aprendió por primera vez lo que a día de hoy es su oficio.
Cuando sus padres se separaron, Kim empezó a vivir con amigos y parientes, y perdió contacto con su padre, que estaba “ausente”.
En 2003, Kim comenzó un proyecto fotográfico a largo plazo sobre los indigentes, y en 2012 hizo un sorprendente descubrimiento: Kim encontró a su padre entre los indigentes que estaba documentando en Honolulu.
“Había noches en las que no lo encontraba”, dijo Kim a NBC News. “Y otros días cuando menos lo esperaba, estaba ahí, en la esquina de una calle. Sufría de esquizofrenia severa, y al no tratarse, no siempre actuaba receptivamente. Había muchas veces que aparecía y aparentaba estar discutiendo con alguien, pero no había nadie.”
Kim siguió llevándole comida a su padre e instándolo a buscar un tratamiento, pero no fue hasta que sufrió un ataque al corazón en octubre de 2014 que le convenció finalmente.
En la actualidad, el padre de Kim no está tan mal: continúa su tratamiento, busca un trabajo parcial e incluso planea visitar a su familia en Corea del Sur.
Fuente: boredpanda.es

Comentarios