Policiales
Jueves 09 de Abril de 2015

Pasaron a retiro a Corbata, el perro que ayudó a buscar a Fernanda Aguirre

El animal recibió una medalla en reconocimiento por sus servicios prestados. Tiene 14 años y ahora vivirá en Corrientes con su dueño.

Un perro rastreador llamado "Corbata" fue pasado este jueves a retiro con honores por la Policía de Río Negro, luego de haber ayudado en el esclarecimiento de varios casos policiales en esa provincia y en otros puntos del país y el exterior. En Entre Ríos, el animal es recordado por su trabajo en la búsqueda de Fernanda Aguirre, desaparecida en julio de 2004 en San Benito.

El animal, un mestizo de 14 años, sufre una parálisis en la cadera así como problemas cardíacos y renales, por lo que las autoridades aceptaron devolvérselo a su dueño, el médico veterinario y especialista en odorología forense Mario Rosillo.

Por eso, se realizó un acto en la Jefatura de Policía en Viedma, donde con la presencia de todas las autoridades y la banda de música, el perro recibió una medalla por el trabajo realizado.

"Estoy muy contento con la recuperación de 'Corbata'. Hoy lo retiré de la sección canes porque yo no quería que se muriera ahí y le pedí al jefe de Policía que me lo dejara llevármelo a mi casa en Corrientes", contó a la agencia Télam Rosillo.

El médico primero lo trasladará a una clínica veterinaria de la Capital Federal para realizarle unos estudios y ver si se puede efectuar algún tratamiento.

"Lo quiero ayudar porque es un perro muy valioso y le dio mucho a la comunidad", remarcó el especialista.

Debido a que Rosillo había solicitado la guarda del perro el año pasado y no se la habían dado, la organización "Retired Dogs 112", que trabaja en beneficio de los perros que hacen trabajo policial, inició una recolección de firmas bajo el lema "Todos con Corbata".

En sólo tres días se juntaron más de 4.000 adhesiones, se subieron unas 800 fotos de perros con una corbata colgando, en apoyo al animal, y esto aceleró el retiro del can.

El perro trabajó con Rosillo durante ocho años en odorologí­­a forense, una técnica que detecta el olor humano en la escena del crimen utilizando perros y que tiene a este médico correntino como único especialista en el paí­s.

La práctica es utilizada por el FBI y por algunas policí­­as europeas, mientras que en el paí­­s está siendo desarrollada en las provincias de Rí­­o Negro y Corrientes.

Por ejemplo, si un homicida estuvo sentado en una silla se pude sacar olor de allí­ depositando gasas, algo que con otras técnicas que no puede levantar, ya que una persona descama 45.000 moléculas por minuto.

"Corbata" ha colaborado en esclarecer unos 200 casos, entre ellos dos secuestros extorsivos: el de Cristian Schaerer en Corrientes, en 2003, y el de Fernanda Aguirre en Entre Rí­­os, donde se lograron condenas pese a que los cuerpos nunca aparecieron.
 

Comentarios