Turismo
Sábado 08 de Octubre de 2016

Paraná ya vive el fin de semana turístico con 100% de ocupación

Un conjunto de iniciativas culturales y de paseo se sumaron a la Fiesta de Disfraces. Desde hoy llegarán a la capital provincial y a ciudades vecinas unas 30.000 personas. En la comuna apuestan a recibir visitantes durante todo el año

Sin dudas, el que inicia es el fin de semana turístico más importante del año en Paraná. La Fiesta de Disfraces logró días atrás el 85% de ocupación: para ayer, informaron, ya no hay lugar en la capital provincial. Localidades vecinas y cercanas también tiene sus alojamientos llenos. A esta iniciativa se le sumaron otras, de carácter cultural y una Feria de Emprendedores que se destaca junto con la del Libro. Desde el municipio señalaron que apuestan a iniciativas que atraigan al visitante en todos los fines de semana del año.
Desde ayer ya comenzó a notarse un movimiento de gente diferente en Paraná, la mayoría en la Costanera y en el Parque Urquiza, también en el centro. Las dos ferias: la del Libro y la de Emprendedores, de a poco comenzaron a ser recorridas. Sin embargo, el grueso de los visitantes comenzará a llegar hoy al mediodía. El secretario de Turismo, Marcelo Quiroga, dijo que la ciudad se encuentra en muy buenas condiciones y como el clima cambió, eso va a ayudar mucho más. "Hasta el jueves teníamos un 85% de ocupación con muchas consultas y hoy (por ayer) ya estamos al 100%, es decir, en los lugares donde todavía quedaban algunos alojamientos, ya no hay más", señaló.
Quiroga dijo que Paraná no tiene la capacidad hotelera para albergar al conjunto de personas que llegarán por la Fiesta de Disfraces y por lo tanto, una parte se volcará a destinos como Santa Fe, Diamante, Crespo, Villa Urquiza, ni hablar las ciudades más cercanas como Oro Verde, Colonia Avellaneda y San Benito, y las casas y quintas de Sauce Montrull entre otros lugares.
"A la Fiesta le sumamos la movida cultural y hablamos de públicos distintos. Paraná es una alternativa para este fin de semana largo. La ciudad está espectacular y esperamos que todo termine bien, con el festejo y con turistas disfrutando a pleno", sostuvo.
Quiroga contó que Semana Santa y los fines de semana de las vacaciones de invierno son los más parecidos a este, en cuanto a la ocupación hotelera, con la diferencia de que mañana, la fiesta espera aglutinar a unas 60.000 personas.
"Uno aspira siempre a estar un punto más arriba, pero estamos poniendo en orden a la ciudad y preparándola para recibir gente, no solo este fin de semana, sino también todos los demás", dijo Quiroga, y agregó: "Aspiramos a trabajar con una agencia de consulta para ordenar la oferta turística. Queremos difundir todos los fines de semana del año con actividades para que el turista encuentre atractiva a Paraná".
Desde el miércoles está abierta la Feria del Libro y desde las 10 a las 22 funcionará en la Sala Mayo hasta mañana. Además hay un conjunto de iniciativas a su alrededor y entre ellas, se destaca que hoy, el periodista Nelson Castro brindará una charla a las 19 en el Teatro 3 de Febrero.
Pero una de las ferias que también se pueden disfrutar y que fue preparada de manera muy atractiva, es la de los emprendedores. Unos 160 expositores de Paraná y alrededores brindan una muestra del trabajo que realizan. UNO recorrió cada una de las carpas. Esta iniciativa, que comenzó ayer, continuará hasta el lunes y es organizada por la Secretaría de Producción, Innovación y Empleo de la Municipalidad de Paraná.
Hay de todo: trabajos de herrería, cactus y materiales sublimados. Al avanzar unos metros, uno puede encontrarse con producciones de Mendoza: nueces, aceitunas y vinos, como también de otras ciudades del país y de la región. Olga Campos, por ejemplo, es de Santa Fe, pero en Crespo produce embutidos y quesos ahumados que da a probar a quien se acerque. "La feria está bien organizada y la atención es óptima. Tuvimos un buen recibimiento. La gente conoce de esta propuesta y eso es muy importante", dijo, y contó que junto a su marido recorren el país con sus productos de primera calidad.
Hay puestos textiles, de accesorios, plantas, chocolate y hasta piedras pintadas. El movimiento de ayer comenzaba a crecer a medida que pasaban las horas. Hay velas trabajadas y de colores, una barra de tragos bajo un gran cartel en donde se lee República de Haití, y puestos de licores artesanales.
En uno de los stands, Noelia Zapata ofrece catar sus vinos. En la Etiqueta se lee Ará y los viñedos están en Colonia Ensayo, aunque la bodega se encuentra en Crespo. Desde 2011 la empresa familiar inició las plantaciones y realiza en Entre Ríos todo el proceso. El sabor de las 6.000 plantas que tienen este año le devuelve a la provincia esa actividad económica que alguna vez tuvo hasta las primeras décadas del siglo XX. Como el de ella, hay también otros puestos.
Escarpines, juguetes y títeres se juntan también con otros trabajos, como el que realiza Raúl Burgos en la Unidad Penal Nº 1 de Paraná y que también tiene su lugar. Hace por lo menos 11 años que trabaja el cuero y lleva adelante, también, un taller de madera. Sus producciones se destacan. En la recorrida, varios expositores, sobre todo los que llegaron desde otras ciudades, esperaban mayor movimiento de gente y tenían expectativas en que a partir de hoy la gran cantidad de visitantes comience a observarse.

Comentarios