La Provincia
Jueves 26 de Febrero de 2015

Paraná colapsó y el agua ingresó a casas y comercios

En pocas horas cayeron 123 milímetros, hubo desbordes de arroyos, cortes de tránsito, centenares de viviendas anegadas y una intensa tarea de asistencia social de la Municipalidad

Se ha dicho hasta el hartazgo en los últimos años, pero cada temporal de magnitud deja más presente que el cambio climático muestra que las ciudades no están preparadas para afrontar una nueva realidad. Estructuras de desagües vetustas, y un retraso de obras de infraestructura, determinan que los anegamientos afecten a cada vez más gente, ya no sólo en la periferia, sino en sectores céntricos. Paraná no es la excepción.


Ayer, en pocas horas, un intenso temporal con 123,8 milímetros de agua caída, volvió a exhibir esos inconvenientes cada vez más preocupantes. Casos sintomáticos de esta situación se producen en avenida Almafuerte, donde la urbanización del exhipódromo creó un problema inexistente, de una envergadura ya casi insolucionable. La acumulación y falta de escurrimiento, y las olas que se producen con el paso de los vehículos, hacen que cada lluvia los comerciantes pierdan mercaderías, dinero y tiempo de trabajo para sacar el agua que ingresa a los locales.


Tapas de desagües removidas –con el riesgo para la circulación vehicular–, contenedores arrastrados pese al cerco de seguridad, autos inmovilizados y arrastrados por la correntada, agua que cubría calles de cordón a cordón, cortes de calle por desbordes de arroyos, fueron las postales de la mañana. Colapsó también la red cloacal, debido a las conexiones de desagües pluviales a ese sistema; como consecuencia de ello, muchos hogares sufrieron la presencia de aguas servidas.


La ciudad fue una de las más afectadas por el temporal en la región (ver recuadro En la provincia), y la situación demandó la alerta y la puesta en marcha de operativos de emergencia y asistencia de distintas áreas del municipio.


Desde el área de Protección Civil y Ciudadana y desde la Dirección de Desarrollo Social de la Municipalidad de Paraná se informó a UNO que las zonas más afectadas fueron los barrios Arenales, Toma Nueva, Bajada Grande, Croacia Sur, Giachino, Libertad, Capibá, Pirola, por mencionar solo algunos.


Darío Aldana, titular de Protección Civil y Ciudadana, consignó a UNO que en algunos sectores urbanos –como Bajada Grande, Arenales y Toma Nueva– se colocaron bombas extractoras de agua, para retirar el agua acumulada y permitir la asistencia social.


En tanto, el titular de la cartera social de la comuna Fernando Báez, indicó a UNO que ha sido intensa la labor de ayuda social, concretada a través de las comisiones vecinales o a partir de las solicitudes formuladas en forma particular, a través del teléfono 147.


“Durante todo el día tuvimos tres móviles de la dirección atendiendo los reclamos planteados”, citó el funcionario, y acotó que se brindó fundamentalmente colchones, alimentos y materiales de contingencia para el arreglo de techos. “Pasado el temporal, atendemos la situación de las viviendas a través de un programa denominado Techo Seguro”.


Decenas de familias fueron atendidas, en lo que fue el evento climático de magnitud número 17 desde diciembre, lo que hace evidente el nuevo patrón meteorológico que consiste en mucha lluvia en cortos lapsos con mucha intensidad.


Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) continúa la alerta meteorológica, con probabilidad de lluvias y chaparrones para hoy y mañana. Por ese motivo, la Junta Municipal de Protección Civil mantiene reuniones periódicas, presididas por la intendenta Blanca Osuna.

 

 

En la provincia

 


De acuerdo con los registros de las estaciones meteorológicas de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, la más afectada por el temporal de agua de ayer fue la región oeste de la provincia.


En Paraná, la lluvia alcanzó los 123,8 milímetros, pero Hasenkamp fue la que registró la más alta precipitación diaria: 185,6 milímetros, seguida por los 164, 4 milímetros en María Grande.


En el centro provincial, las precipitaciones promediaron entre 40 y 80 milímetros (48 milímetros en Maciá, 83 milímetros en Villaguay).
En el resto de la provincia, tanto en las zonas sur, norte y este, las lluvias fueron dispares, por debajo de los 40 milímetros.


El sur entrerriano, una de la regiones más golpeadas durante el verano, no sufrió inconvenientes: en Gualeguaychú cayeron 8,6 milímetros, y en Gualeguay 1,2 milímetros, por citar sólo algunas ciudades.


De acuerdo con el SMN, el pronóstico para toda la provincia indica lluvias y tormentas hasta el viernes, y recién desde el sábado comenzarán a mejorar las condiciones meteorológicas.

 

 

Impacto en Los Arenales

 


La copiosa lluvia que cayó sobre Paraná este miércoles por la mañana causó serios problemas en barrio Los Arenales. Desde la comisión vecinal aseguraron a UNO que se inundaron 32 viviendas, pero que el total de afectados llega a 70 familias de esa zona costera de la ciudad.


Belén Núñez, titular de la vecinal, contó que los anegamientos con aguas servidas ocasionan problemas sanitarios importantes, en una zona donde viven muchos niños.


Los vecinos necesitan ayuda como zapatillas y ropa para los niños, además de elementos de limpieza. Para colaborar pueden comunicarse al 0343 154552749.

 

 

Comentarios