La Provincia
Domingo 13 de Diciembre de 2015

Para Puiggari enfrentar la pobreza y la droga es posible con la unidad

Frente al año jubilar, monseñor habló de la necesidad de caminos comunes entre Paraná y la provincia

Pablo Felizia/De la Redacción de UNO
pfelizia@uno.com.ar


Minutos antes del inicio de la Apertura del Año de la Misericordia en la Catedral de Paraná, monseñor Juan Alberto Puiggari habló con UNO sobre el momento político y destacó la necesidad de que en la provincia se encuentren los caminos comunes para superar conflictos y resolver las grandes deudas: la pobreza, la drogadicción, la inseguridad y la injusticia.
Al año jubilar extraordinario de la misericordia lo decretó el Papa y se trata de una celebración que se festeja desde 1300. “Ponemos la acentuación en buscar la gracia de Dios, de la conversión con el rito simbólico de pasar por la puerta, en este caso de la Catedral. Para cada cristiano, la puerta significa entrar en ese camino de la salvación”, explicó Puiggari. Contó que tal como sostiene Francisco, en un mundo de conflictos, se necesita la medicina de la misericordia. “Las catedrales del mundo abrimos la puerta. El Papa ha puesto como puertas también, a las rejas de las cárceles para que los presos, cuando salgan de sus celdas puedan tener la experiencia de que Dios los ama”.
Puiggari asistió el viernes al acto provincial y al municipal de asunción y jura de las nuevas autoridades políticas, y frente a los discursos sostuvo: “Percibí el deseo de un camino común, sin negar las diferencias. Como dice Francisco, la unidad tiene que superar el conflicto”.
También dijo: “Si queremos ser un país que salga adelante hay que unirse en las líneas fundamentales, en las políticas de Estado. Entre Ríos tiene muchas deudas con la sociedad: la pobreza, la droga, la inseguridad, la injusticia; entonces es necesario trabajar juntos donde cada uno mantendrá sus doctrinas políticas. Si nos pelamos, sufren los más pobres”.
También manifestó que es un momento en donde el pueblo argentino dijo “unámonos”, y opinó: “Hemos probado mucho tiempo la división y no da resultados porque las soluciones de fondo no se consiguen. Cuando hablo de deudas postergadas no digo del gobierno anterior, son históricas, pero también hay nuevas: es terrible para mí el problema de la droga: mueren jóvenes y no lo queremos ver. El pobre es la víctima inmediata, la droga mata a todos, pero especialmente la sufren los pobres. Eso es lo que agudiza la inseguridad” .
Luego de una instancia de rezo y de que los fieles atravesaron la puerta de la Catedral en un acto solemne se celebró la misa con cientos de paranaenses.

Comentarios