Salud
Martes 07 de Febrero de 2017

Para hijos y "entenados"

La doctora Carina Alanda (pediatra del hospital San Roque de Paraná) y su madre, se accidentaron el 7 de enero, en la ruta 9 a la altura de Romero Pozo. La madre de la médica sufrió fracturas múltiples y, tras dos semanas internada en el hospital Ángel Padilla, falleció.

A pesar de los contactos propios de su profesión, la médica no pudo conseguir un avión sanitario para trasladar a su madre a Santa Fe, donde la obra social de la jubilada docente (Iapos), hubiera cubierto la intervención quirúrgica que necesitaba.
La mujer agonizó en el hospital tucumano en donde, según la doctora Alanda, se la atendió en forma negligente y con total desidia. Por el carácter de sus fracturas, el traslado no podía hacerse por tierra ya que necesitaban recorrer 800 kilómetros.
El costo del avión era de 170.000 pesos "cash" y la obra social solo cubría un desaconsejado viaje en ambulancia. La profesional recurrió entonces a sus contactos con las autoridades provinciales de Salud en Entre Ríos, pero no obtuvo respuestas favorables. Tampoco consiguió el trámite con las autoridades tucumanas ni las santafesinas. El Iapos, por su parte, respondió con evasivas y, en medio de apremiantes gestiones, la mujer empeoró y falleció.

Carina Alanda.jpg

Un par de días atrás y en pleno duelo, la doctora Alanda leyó una noticia que la llenó de indignación. El presidente Macri utilizó el helicóptero presidencial para recoger a su familia en Punta del Este. En su Facebook posteó su triste experiencia y su desazón: "Así se usa! (por las aeronaves del Estado) Algo similar hizo Alperovich, usó el avión sanitario para trasladar a la familia desde Punta del Este (...) Con mi madre sufrimos un accidente de tránsito muy cerca de Tucumán, en enero. Necesitaba trasladarse 800 km con fractura conminuta de hombro derecho, fractura de muñeca derecha, fractura de ambas caderas. Solicité colaboración a la licenciada Gladys Martínez del gobierno de Tucumán (el avión sanitario estaba en "reparación" en Punta del Este); también solicité al Iapos (Santa Fe). Daniel García todo lo que hizo fue entorpecer el traslado. También me puse en contacto con el ministro de Salud de la provincia de Entre Ríos Ariel De La Rosa (fuimos compañeros de trabajo, claro antes de que fuera ministro). No pudieron colaborar!!! En ese momento yo no tenía el total el dinero para contratar el traslado particular, pero a todos ustedes señores y señoras, luego de superada la situación, les iba a reintegrar peso por peso hasta el último centavo!!! Los días pasaron, golpeando puertas, mientras mi madre recibía una atención médica inadecuada, negligente en el hospital de alta complejidad Ángel Padilla. Luego de estas malas acciones y falta de solidaridad se imaginarán el peor final! Esta es y será nuestra Argentina! Cada uno mira su ombligo!".

Me llegó la noticia de la muerte de Gladys Herrera cuando escribía una nota en Diario UNO de Entre Ríos solicitando la solidaridad de la población para costear el traslado. La médica tramitaba una cuenta bancaria para que la gente pudiese colaborar. Todos llegamos tarde.

Los funcionarios ocupan los recursos del Estado para atender sus propias necesidades. Lo hizo CFK cuando hizo trasladar a Máximo desde el sur con una afección en la pierna; lo hizo Alperovich en 2015 por algo más frívolo y, en esa oportunidad, una niña falleció. Ahora lo repite Macri y, a escala local, lo hacen funcionarios de cuarta categoría paseando con sus familias en las camionetas de la Provincia o del Municipio, con vales de nafta que pagamos todos. Y, ante casos como el de la doctora Alanda y su madre, los ciudadanos nos acostumbramos a suplir la presencia del Estado con solidaridad, reciclando el dicho de los hijos y los "entenados".



Comentarios