Policiales
Viernes 11 de Noviembre de 2016

Pánico en una escuela por una pelea entre padres y una supuesta arma

El suceso se vivió este viernes al mediodía en un establecimiento educativo de nivel primario, en Concordia.

Conmoción en una escuela de Concordia por el familiar de un alumno que fue armado
"Fue todo un caos, los chicos lloraban y todo el mundo gritaba", según detalló una trabajadora del establecimiento educativo a un cronista de Diario Río Uruguay.

Minutos después de las 13, cuando ingresaban los alumnos del turno tarde a la escuela N° 53 "General San Martín", en avenida San Lorenzo y Concejal Veiga de Concordia, se vivieron escenas de tensión cuando fue visto un hombre armado en el lugar.
Trabajadores de la institución dijeron que uno de los chicos de la primaria habría identificado a un hombre, que presuntamente lo había asaltado hacía un tiempo. Este chico le comentó lo que vio a su padre, quien de inmediato reaccionó tomando del cuello al otro hombre, cuando todavía estaban en el interior del establecimiento educativo.
La particularidad del caso estuvo dada en que el presunto ladrón, sería también familiar directo de otro alumno.
Cuando los padres se trenzaron en un forcejeo, comenzaron los gritos y corridas, pero la cuestión tomó otro cariz cuando una persona presente en el lugar habría visto que uno de estos hombres estaba armado.
A partir de allí, la solo versión de un arma en el lugar llevó a que la situación se descontrolara. "Los padres que todavía estaban en la escuela le gritaban a los nenes para que se tiraran al piso", contó una docente al sitio Diario Río Uruguay.
En pleno caos, desde la dirección se llamó de inmediato a la policía y los pocos minutos en que demoró en llegar el primer patrullero fueron una eternidad para toda la comunidad educativa.
De inmediato, como medida preventiva, se decidió que todos los alumnos del establecimiento fueran retirados por padres o algún familiar, lo cual generó una ola de temor y psicosis entre aquellos progenitores que todavía no estaban al tanto de los detalles de lo ocurrido, pero a través de mensajes a sus teléfonos celulares se le solicitaba que pasaran a buscar a sus chicos.
En el lugar también llegó de inmediato la directora Departamental de Educación, Griselda Di Lello, quien junto a la directora de la escuela resolvieron cerrar el edificio, comunicando la novedad a los padres. Las actuaciones policiales quedaron a cargo de personal policial de la Comisaría 4°.

Comentarios