Violencia
Martes 25 de Abril de 2017

Volvieron a internar a Jesús, el indigente quemado por una patota en Mendoza

Se quedaría allí hasta que se recupere por completo. Además se le hacen estudios para conocer su estado general de salud.

Jesús, el indigente que fue quemado por una patota de jóvenes en el centro mendocino no se recupera de sus heridas y debió ser internado de nuevo. Así lo aseguró el director de ese nosocomio Mario Bustos Guillén, y detalló: "Ingresó cerca de las 20 del lunes. Su estado general es bueno, tiene quemaduras superficiales y quedó internado en el servicio del quemado".


Además indicó que se hacen interconsultas con otros especialistas del Lagomaggiore para conocer su estado general.

En la tarde del lunes, Jesús estaba en el lugar donde suele dormir, en calle Maza, casi Mitre, de Capital, donde tiene un colchón, algunas pertenencias y un nylon con agujeros que hacía de techo.

Hasta ese lugar llegó una pareja con una enfermera para hacerle curaciones en la quemadura que sufrió en la espalda. Pese a las insistentes preguntas si deseaba volver al hospital o ir a un albergue para pasar la noche, Jesús se negó.

Finalmente lograron convencerlo y fue así como regresó al Lagomaggiore. Bustos Guillén indicó que de todas formas quería irse de allí, pero que le explicaron el motivo por el cual era necesario que se quedara y al parecer lo aceptó.

El director del hospital sostuvo que estará internado allí el tiempo que sea necesario hasta que su recuperación sea completa.

Comentarios