Pais
Jueves 01 de Junio de 2017

Un piloto de Aerolíneas Argentinas rompió todos los protocolos para salvar a un niño en pleno vuelo a Miami

Todo sucedió el martes 30 por la noche en un vuelo de Aerolíneas Argentinas que se dirigía a Miami. Un pequeño pasajero de 8 años sufrió una grave indisposición. Una médica, entre los pasajeros, atendió la emergencia y el piloto no dudó a la hora de tomar una rápida decisión para poder salvarlo.

Según lo publicado por el colega de Infobae, Alfredo Serra, el episodio se produjo en el vuelo de 1302 de Aerolíneas Argentinas, con destino Miami el martes pasado.

Un pequeño de 8 años comenzó a sentirse muy mal y rápidamente fue atendido y diagnosticado por una médica a bordo. Las noticias no son buenas, el pequeño estaba atravesando por una grave lesión perforante en un pulmón.

El comandante, sin vacilar, anuncia su decisión: "Este avión baja". Y decide bajar contra todo: el protocolo, el intento de atender al niño en vuelo, el riesgo, etcétera.

La nave logra aterrizar en el aeropuerto más cercano, que es el Viru Viru, de Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia. Mientras tanto, una médica logró hacerle los primeros movimientos de emergencia para que el pequeño pudiera llegar hasta un centro médico.

El niño es trasladado a la clínica Foianini, junto a su madre y otros tres pasajeros que se solidarizaron con la mujer en medio de la desesperante situación.

El niño estab al borde de un neumotórax, es decir podría llegar a un colapso pulmonar. Esto sucede cuando el aire escapa del pulmón y llena el espacio entre éste y la pared torácica. Esa acumulación presiona al pulmón y no le permite expandirse cuando el enfermo inspira.

La operación de urgencia es todo un éxito y luego de dos horas de quirófano el chico está fuera de peligro.

Una vez más, el factor humano fue lo más importante ya que una decisión del comandante hizo que toda la tripulación se movilizara bajo sus órdenes sin dudar y que cinco médicos que se encontraban en la aeronave se sumaran para salvar la vida del pequeño.

En declaraciones a Infobae la doctora Rocha, pediatra de la clínica, explicó: "El niño ingresó con una insuficiencia respiratoria por una crisis obstructiva severa de tórax y cuello, sumado a un cuadro de angioedema que pudo haber terminado en un cuadro de neumotorax".

Último reporte recibido por Aerolíneas: "El niño se encuentra estabilizado y en terapia intensiva para su mejor atención".

Comentarios