Abuso a menores
Jueves 04 de Mayo de 2017

Trasladaron a Mendoza la monja que estaba prófuga, acusada de abusos a menores

Por la causa se encuentran imputados y detenidos dos curas y 3 administrativos del instituto Próvolo, donde se atendía a chicos sordos e hipoacúsicos

Con una comisión especial de la Policía Federal, la religiosa japonesa Kosaka Kumiko llegó a Mendoza a primera hora de este jueves. A las pocas horas fue trasladada a tribunales donde será imputada por la causa de abusos sexuales del Instituto Próvolo y directamente será enviada al penal de mujeres.


Llegó cerca de las 6.30 de este jueves a la Delegacion de la Policía Federal, de calle Perú y Sarmiento, de Mendoza Capital, y poco antes de las 9 fue sacada esposada y trasladada hacia tribunales donde se encontrará cara a cara con el fiscal Gustavo Stroppiana.


El miércoles partió de la provincia de Buenos Aires, donde se había entregado a la Justicia ya que sobre ella pesaba un pedido de captura nacional e internacional.


Kosaka Kumiko será imputada por corrupción de menores, maltratos y delitos vinculados con los abusos sexuales a los que fueron sometidos varios alumnos sordos del Instituto Próvolo durante años, causa por la cual están detenidos dos curas y tres empleados del establecimiento.

Por la causa también se encuentran imputados y detenidos dos curas, Nicola Corradi y Horacio Corbacho, y tres administrativos del instituto, Jorge Bordón, José Luis Ojeda y Armando Gómez.


Kosaka Kumiko - Caso Próvolo


El nombre de la monja surgió en las declaraciones de las víctimas quienes la señalaron como quien los golpeaba y castigaba. Luego en ampliaciones de testimoniales indicaron que también participó de abusos sexuales junto con los otros cinco imputados.


Los investigadores tienen la hipótesis que Kumiko entregaba a aquellos niños más vulnerables para someterlos a los terríbles vejámanes que padecieron durante años.


La calificación de los delitos que el fiscal del caso, Gustavo Stroppiana, aún se desconoce ya que la investigación contra Kumiko no está en el mismo expediente que los otros cinco acusados, sino que el magistrado decidió extraer una compulsa ya que la pesquisa inicial está muy avanzada respecto a los tiempos procesales y la causa contra la japonesa sería una especie de lastre.


Además, Stroppiana decidió que las fojas que lleva acumuladas en su contra la monja estén bajo secreto de sumario por el momento.



El perverso patrón con el que se elegía a las víctimas del Próvolo


Ya son 27 las víctimas que denunciaron abuso con acceso carnal y maltratos y vejámenes en el instituto Próvolo de Mendoza. En el último caso, el denunciante aseguró que fue abusado cuando tenía cinco años por uno de los sacerdotes detenidos.


Este caso también vino a engrosar un patrón de comportamiento que sorprendió a los investigadores ya que de las 27 víctimas de violación, en 26 de los casos se trató de víctimas hipoacúsicas, o sordomudas, cuyos padres eran oyentes, afirmó radio Nihuil.


Según los investigadores, esta característica de las víctimas no es casual, sino que habría una selección deliberada detrás de los casos, ya que al ser la víctima hipoacúsica y los padres oyentes, la comunicación entre ellos había sido más difícil.


Algunas víctimas señalaron a al monja como la persona que los maltrataba u ocultaba los abusos, poniéndole pañales a los menores vejados, por ejemplo. Pero luego, dos exalumnos declararon que la mujer participó también de los vejámenes.

Comentarios