Pais
Domingo 04 de Junio de 2017

Rosario: Preocupa la oferta de abortos en la vía pública

Los afiches instalados en la vía pública ofrecen ayuda ante una situación "inesperada" y proporcionan un número telefónico. Se trata de una línea que permite acercarse a los "profesionales" que harán la intervención ilegal.

Un curioso afiche pegado sobre una columna de alumbrado público hizo estallar un secreto a voces. Sacó a la luz una práctica que se lleva a cabo a pesar de estar prohibida (salvo excepciones): el aborto. El cartel, ubicado en avenida Pellegrini y San Martín, invita a realizar la intervención ante un embarazo "inesperado", tal como se expresa en el propio letrero que, además, difunde un número telefónico. El diario La Capital llamó allí y comprobó que se trata de una línea que permite acercarse a los "profesionales" que harán la intervención ilegal.

Apenas se inició la conversación con ese diario, una voz en el teléfono confirmó que atendía consultas "de chicas por aborto". A partir de allí, surgió una serie de preguntas con el objetivo de conocer detalles del servicio. Para eso, se debió fingir el papel de un supuesto interesado en ayudar a su novia: Silvina, de 21 años.

En el ida y vuelta, la mujer del otro lado del aparato dijo llamarse "María" y ser la "secretaria". Luego, no hizo más que ratificar la inquietud. "¿Cuánto tiempo de embarazo lleva?", "¿Cómo se llama?", ¿Qué edad tiene?", fueron algunas de las preguntas de María. A medida que pasaban los minutos, la charla se puso más sustanciosa y no dejó lugar a dudas. Si bien la mujer se excusó al señalar que no podía contestar demasiadas preguntas y solicitó seguir el contacto por WhatsApp, detalló los pasos del procedimiento: "Que ella me escriba y le consigo una entrevista con los profesionales", pidió con la intención en dialogar con la supuesta embarazada. Y fue más allá: "La primera consulta es gratuita", anticipó dejando entrever que luego habría que abonar.

La charla

-Hola. Yo tomé este teléfono de una columna de luz en avenida Pellegrini.
-Sí.

-Vi que trabajaban con el tema
-Chicas que están en situación. . . por abortos.

-Con mi novia estamos en una situación complicada.
-¿Cuánto tiempo de embarazo lleva?

-_Algunas semanas, ocho más o menos.
-_Lo que hacemos es ver la problemática de cada chica en una entrevista gratuita, que es la primera, para sacar dudas y definir con ella qué se resuelve. Puede venir acompañada. ¿Cómo se llama, qué edad tiene?

-Silvina, 21. ¿Nos pueden ayudar. Dónde tenemos que ir?
-Sí.

_-Cómo es el sistema, se abona aparte?
-La primera vez, (la consulta) es gratuita; soy la telefonista, mi nombre es María. No puedo dar información telefónica. Lo que sí podemos es arreglar una entrevista. Y después las personas, los profesionales que atienden ahí van a evacuar las dudas que tengan.

-¿Es un domicilio particular, una clínica?
-No te puedo informar por teléfono, pero quedate tranquilo. Que en todo caso ella me escriba por WhatsApp y le consigo la entrevista.

-Queremos estar seguros. Estamos en una situación difícil, perdoname que insista. ¿Con quién vamos a hablar?
-Con los profesionales que están en los distintos turnos.

-¿Son médicos, enfermeros?
-Tranquilo, son profesionales. Igual, en la primera entrevista se aborda la problemática y se resuelve.

-¿Se puede resolver para practicar el aborto?
-En la primera entrevista no, pero no te puedo dar más información. Te pido que ella me escriba por WhatsApp.

-¿Cuánto vamos a gastar. Es mucho?
-No te puedo decir. Sólo soy la telefonista. Todo lo que quieras preguntar, lo preguntás después.

-A dónde hay que ir?
-Te voy a dar el lugar después de que me diga si quiere la entrevista. Sólo me puedo contactar con la gente que entrevista y ver la disponibilidad.

-¿Quiénes son?
-Son profesionales. Yo sólo atiendo el teléfono y nada más.

-¿Me puedo quedar tranquilo de que estoy dando con la persona indicada?
-Sí, éste es el teléfono.

Tal como fue solicitado, La Capital pretendió continuar la conversación vía WhatsApp, pero no hubo más respuestas. Sólo el primer envío quedó marcado como "visto" en el teléfono, pero el resto de los mensajes no, aunque sí fueron recibidos.

La problemática del aborto volvió a ponerse sobre el tapete luego de que se conociera que la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) sumará formalmente en su currícula de formación de grado la temática desde una perspectiva de género. A partir del segundo semestre, será la primera casa de estudios en avanzar sobre la cuestión en el país.

Crecen las interrupciones de embarazo autorizadas

En los últimos días se supo que el número de abortos médicos legales realizados en Rosario y la provincia aumentó más de dos veces y media entre 2015 y 2016 en los efectores públicos. Sólo en la ciudad, el número de mujeres que pudieron acceder a la práctica pasó de 106 en 2015 a 279 en 2016. El Código Penal prevé el aborto a fin de evitar un peligro para la vida y para la salud de la mujer, cuando el embarazo proviene de una violación o cuando es producto de un atentado al pudor sobre mujer idiota o demente. Y para garantizar ese derecho, en Santa Fe rige la "Guía técnica para la atención integral de abortos no punibles".

Comentarios