Economía
Miércoles 07 de Junio de 2017

Massa: "Mientras peleamos por bajar los precios, el Congreso se aumenta las dietas"

"El PRO se junta con el kirchnerismo para aumentarse la dieta de los diputados pero no quieren juntarse para bajar los precios", advirtio Massa.

El diputado y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, definió como "una vergüenza" una resolución de la Cámara baja por la cual las sumas en concepto de gastos de representación que perciben los legisladores se duplicarán este año y apuntó por la medida contra el PRO y el kirchnerismo.

"El PRO se junta con el kirchnerismo para aumentarse la dieta de los diputados pero no quieren juntarse para bajar los precios", advirtio Massa.

En declaraciones periodísticas, Massa adelantó que desde la bancada que integra va a "presentar el pedido para que no se nos aplique el aumento".

"Este es un Gobierno para ricos, para las empresas, que toma decisiones para los empresarios y se olvida de las PyMES, que son el 80% de nuestra economía. Este es un Gobierno que no quiere debatir ideas. El Pro se junta con el kirchnerismo para aumentarse la dieta de los diputados pero no quieren juntarse para bajar los precios", dijo.

Consultado por el rumbo actual de la economía, el líder de la coalición 1País sostuvo: "Si el Gobierno sigue ajustando sobre los que menos tienen, lo único que va a lograr es más hambre". "Los trabajadores no están incluidos en el plan económico de este gobierno", señaló Massa.

Este martes, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, firmó hoy una resolución por la cual las sumas en concepto de gastos de representación que perciben los legisladores se duplicarán este año y a partir del próximo la actualización de los montos quedará atada automáticamente a la evolución del índice de precios del INDEC.

Con este cambio, el sueldo bruto de un diputado nacional pasará de 127.000 a 137.610 pesos, lo cual se traduce en un aumento de bolsillo de alrededor de 7 mil pesos (de 88.000 pasarán a cobrar 95.000 pesos). A esta suma, luego hay que añadirle los gastos por desarraigo, que ascienden a 18.230 pesos netos, y los canjes de pasajes.

Este año la discusión se dio principalmente con el Frente Renovador y el Frente de Izquierda, que se negaron a firmar un documento que prestaba conformidad a los aumentos previstos por Monzó, y que sí contó con el visto bueno de los jefes de los bloques Frente para la Victoria-PJ, UCR, PRO, Coalición Cívica y Peronismo para la Victoria.