Pais
Sábado 06 de Mayo de 2017

Hubo acuerdo entre el Gobierno e industriales lecheros

El Gobierno, los trabajadores y representantes de la industria lechera firmaron ayer un acuerdo para rescatar de la crisis a Sancor mediante la entrega de un fondo de salvataje de 450 millones de pesos para la cooperativa, un esquema de reducción de aportes patronales al sindicato y el compromiso de revisión del convenio colectivo del sector. El acuerdo fue rubricado por los ministros de Agroindustria, Ricardo Buryaile; y de Trabajo, Jorge Triaca, en representación del Gobierno, y representantes de la industria lechera y de la Asociación de Trabajadores Atilra.


"Con el compromiso de las partes, se acordó la modernización del convenio colectivo del sector y una modificación del aporte patronal permanente, de manera que permitan impulsar el desarrollo y la competitividad de la industria láctea y mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores", indicaron en un comunicado conjunto las carteras de Agroindustria y Trabajo.


Tras la extensa reunión que mantuvieron representantes del Centro de la Industria Lechera (CIL), la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel), el gremio y funcionarios nacionales, las partes firmaron un acta pasada la medianoche del jueves en la cual se llegó a un acuerdo sobre los aportes patronales al sindicato, la liberación de los fondos para Sancor, y el tratamiento en un futuro próximo del Convenio Colectivo de Trabajo, cuestión que fue refrendada ayer.


Con respecto a esto, Buryaile sostuvo que dicho acuerdo incluye "un compromiso de un nuevo convenio colectivo de trabajo donde se mejoren condiciones de trabajo para los productores y la industria" y agregó : "Sobre el famoso punto del bono, el sindicato aceptó una rebaja entendiendo la realidad". En declaraciones radiales, el funcionario nacional dijo que el gobierno nacional va a "desembolsar 450 millones de pesos que van a ir a un fideicomiso, porque Sancor se tiene que hacer responsable del desmanejo que ha tenido".


"La cooperativa tendrá que hacer una reestructuración; hay gerentes de Sancor que ganan 400.000 pesos y que no están a la altura de las circunstancias para conducir la compañía", dijo el ministro, quien subrayó que lo que necesita la compañía "es un manejo adecuado para que los productores confíen, para que salden las deudas con los productores".


***
"Sancor sale de terapia intensiva"



Por su parte, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, dijo que con este acuerdo "Sancor sale de terapia intensiva".


"Ahora los directivos de la cooperativa tienen que recuperar la producción y resolver los problemas estructurales. Esos 450 millones de pesos son una transfusión de sangre para un paciente complicado. Este auxilio no puede caer en un saco roto. Ahora hay que ver con atención lo que hace la empresa para recuperar la normalidad y resolver los problemas estructurales", indicó el mandatario.


Otro de los actores del sector, el secretario de la Mesa de Productores Lecheros de Santa Fe (Meprolsafe) Marcelo Aimaro, indicó a Télam: "Este dinero alcanza para comenzar a pagarle a los productores, abonar los sueldos, comprar insumos, y para que reactiven la industria nuevamente; pero reitero, el gobierno pondrá sus condicionamientos para reestructurar a fondo, como corresponde".


Consultado sobre los tamberos que proveen a la cooperativa, Aimaro dijo: "Muchos se les fueron por falta de pago, hoy nadie sabe a ciencia cierta cuánta leche tiene Sancor, se hablaba hace 10 días atrás de unos 870.000 litros. Hoy nadie lo sabe". Por último, el secretario general de Atilra, Háctor Ponce, sostuvo: "Uno de los motivos por los que firmamos un acta acuerdo fue por el no despido de ningún trabajador de las plantas de Sancor" y que "las cámaras empresarias del sector, tomando a la cooperativa como rehén, pretendían congelar los salarios de todos los trabajadores lácteos durante un año y un nuevo convenio colectivo de trabajo a la baja".


Según se indicó la crisis de Sancor se debe a las malas gestiones que ha venido teniendo y por la desidia de la cámara de la industria lechera en perjuicio de los trabajadores.


Comentarios