Caso Santiago Maldonado
Domingo 17 de Septiembre de 2017

Fernando Jones Huala: "Fui flogger porque era una moda, pero mapuche se nace y se es para siempre"

Fernando Jones Huala el vocero (werken) mapuche contestó una extensa entrevista donde debió "justificar" su pasado "flogger".

Fernando Jones Huala el vocero (werken) mapuche contestó una extensa entrevista a Diego Rojas para Infobae donde debió "justificar" su pasado "flogger".


El joven es werken de la comunidad Pu Lof Cumashen, donde fue visto por última vez Santiago Maldonado, y hermano del lonko (que quiere decir "líder") Facundo Jones Huala, quien se encuentra preso en el penal de Esquel a la espera de una sentencia que demanda su extradición a Chile. Justamente en protesta por esa detención se produjo el corte de ruta el 1º de agosto de este año, del que participó Maldonado y que fue reprimido por la Gendarmería. Luego Maldonado desapareció.


Fernando Jones Huala tiene 28 años y se encuentra en Buenos Aires para difundir la causa de su comunidad y reunirse con abogados que preparan presentaciones ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ya que consideran inconstitucional la detención de su líder.


En las últimas horas se difundieron fotos de su pasado como flogger, que se viralizaron y causaron comentarios de toda índole, atribuyéndole un carácter falsario a su condición de miembro de un pueblo originario.


LEER MÁS: Vocero mapuche hace 10 años era flogger


"Viví en Buenos Aires por el tema de la pobreza. Vivía en Bariloche, vivía en una situación personal y familiar bastante difícil marcada por la situación de pobreza y por eso a los 16 años decidí venir a Buenos Aires a vivir con mi papá y trabajar y terminar la escuela secundaria. Trabajaba con los caballos en el hipódromo entrenándolos y después que terminé la secundaria seguí en ese trabajo un par de años más y luego empecé a viajar al sur y a recorrer las comunidades del pueblo mapuche, ahí aprendí la lengua y lo que sé con los abuelos de las comunidades. Había conocido algunas cuando era chico. El primero que empezó a acercarnos a lo mapuche fue mi hermano Facundo, cuando él tenía 12 años. Con el tiempo conocimos gente mapuche, las ceremonias. Pero por esos temas de la vida me vine a estudiar y trabajar a Buenos Aires", relató.


"Era usuario de fotolog, pero no me consideraba lo que en ese momento salía en muchos medios. Era solamente una forma de expresarse. Así como están los punks, los góticos, los rastafaris, los hippies, no sé, un número de modas, algunas pasajeras, otras que quedan. Son formas de expresión de cierta etapa de la vida, de la adolescencia. Todo ser humano experimenta una expresión más propia, fuera de los parámetros de lo que la sociedad considera lo normal", indicó.


"Que un pueblo se reconozca no es una moda. Es parte de uno. Uno nace con eso y transcurre en esa vida con esa característica, no es algo que se elija sino que es algo que está hasta que termine la vida", contestó ante la pregunta de si ser mapuche es una moda.


Hualá desmintió que sea uno de los líderes del RAM. "Es una más de las tantas mentiras que intentan sostener para generar confusión y seguir tapando la realidad".


Ser mapuche "es difícil"

En tanto dijo que ser mapuche "es difícil". "Uno tiene la capacidad de elegir cómo desarrollar su vida. En el caso de los pueblos originarios que elegimos desarrollar nuestra vida propia se elige entre vivir cómodos o vivir en libertad. Elegimos la libertad y la felicidad. Son dos cosas que se complementan y no terminan de existir una sin la otra. En las ciudades puede haber muchas comodidades pero prácticamente no hay libertades, puede haber bienes materiales, pero la felicidad es una palabra que no se escucha mucho. En los últimos años la gente que se declara como feliz es muy bajo. Sí me gusta ser mapuche. No es que no me gusta serlo, pero a veces es difícil porque planteamos un pensamiento que invita al resto de la sociedad a que pueda pensar por sí misma, que pueda ejercer su propio pensamiento fuera de la lógica dominante, de la lógica capitalista. Un pensamiento que tenga bases en una conciencia humanitaria. Desde una conciencia materialista, la libertad y la felicidad siempre son lejanas".


Comentarios