Solidaridad
Martes 29 de Agosto de 2017

Eliminaron el lucro y lograron un plato a 25 pesos: proponen que la propuesta se extienda

Un centro cultural tucumano se sostiene con actividades culturales y un bar por la noche, pero todos los mediodias le da la oportunidad a estudiantes y trabajadores de almorzar dignamente. ¿Es posible hacerlo en Paraná?


Este sábado un video tucumano se hizo viral, y aunque en estos tiempos eso parezca cosa de todos los dias, la cuota de inspiración que aporta puede ser la clave de su éxito.
Hace 17 meses que en Tucumán funciona un comedor "popular y para estudiantes" donde se ofrece un menú a un precio inédito: 25 pesos. Acá no hay caridad, sino la convicción de que "sin comida, no hay todo lo demás", tal como explica Julio Razuc uno de los líderes de este proyecto solidario que a diario le da la oportunidad de alimentarse dignamente a casi un centenar de estudiantes y trabajadores.

El comedor funciona en el Centro Cultural Santos Discépolo, en una zona céntrica de la capital tucumana. Como explican sus mentores en el video, el plato que sirven todos los mediodias no tiene fines de lucro. "No queríamos ganar, pero tampoco perder, para poder sostenerlo."
Todos los días, media docena de voluntarios preparan las 120 porciones que, una vez vendidas harán posible la comida del día siguiente. "Aca no hay caridad, es una obra social a favor de la gente.", explica el dueño del lugar, que además ofrece música en vivo, talleres y actividades culturales con las que se mantiene el espacio.
Su intención es que la idea solidaria se expanda. "Pensamos que los bares y restaurantes podrían incorporar una comida digna y sin fines de lucro al menos un día, pero también creemos que el estado podría legislar en ese sentido."


Un plato de sopa, un plato caliente, pan y un vaso de jugo a precio popular de 25 pesos. ¿Es posible en Paraná?


Para los estudiantes, la oportunidad de comer bien y barato está en el comedor universitario de la Universidad Nacional de Entre Rios, que -gracias a la lucha de los estudiantes- ofrece un menú más que accesible a 13 pesos y tiene 5 sedes en toda la provinci. Ños menúes cumplen con todos los requisitos: ricos, nutritivos y a un precio inmejorable, claro que para acceder a él hay que contar con un certificado de alumno regular, de lo contrario, el precio se multiplica por cuatro: 60 pesos, un precio para nada despreciable. Encontrar una oferta gastronómica "al paso" que se acerque al almuerzo que se brinda en el Santos Discépolo en Paraná es casi imposible: un menú similar varía entre los 80 y los 120 pesos, en adelante.
Un estudiante que debe volver a clases o un taxista que apenas se permita 40 minutos para almorzar tendrá que gastar ese dinero - que a fin de mes representa mucho - o caerá, sin mas, en el reino de las harinas y los fritos. Una fruta en un puesto del centro de Paraná puede costar hasta 15 pesos. Un yogur ronda los 20. Alimentarse dignamente cada vez es más dificil para la clase media.
Consultado por UNO, el chef paranaense Emanuel Vergara Leguizamón confirmó que la propuesta tucumana es viable; en sus palabras: "Con mucho huevo y ganas, es posible". Y la respuesta fue similar en otros chefs y aficionados a la cocina: el secreto está en las ganas de hacer algo por el otro.

El video del millón
Embed

Comentarios