Pais
Lunes 20 de Marzo de 2017

El Gobierno impulsa el debate sobre los fueros parlamentarios

El oficialismo busca avanzar con el proyecto que permita facilitar el accionar de la Justicia cuando disponga de medidas en propiedades de legisladores. La polémica surgió con Julio De Vido, que se amparó en este beneficio y protección

El oficialismo en Diputados busca avanzar esta semana en el debate sobre los fueros parlamentarios. El proyecto busca facilitar el accionar de la Justicia cuando disponga allanamientos a propiedades de legisladores nacionales, luego de la controversia generada el año pasado cuando el ex ministro de Planificación kirchnerista y actual diputado del FPV-PJ, Julio De Vido, se amparó en esa herramienta para impedir que se ingrese a uno de sus domicilios.

El debate de esos proyectos se concretará mañana a las 14, en la comisión de Asuntos Constitucionales que preside Pablo Tonelli (PRO), donde Cambiemos aspira a avanzar en un dictamen sobre la base de un proyecto del presidente de bloque PRO, Nicolás Massot, mediante el cual se elimina el párrafo de la ley que supedita los allanamientos de la Justicia a la previa autorización de la respectiva Cámara.

La discusión se planteó en junio pasado, cuando la Cámara debatía la controversia generada luego de que el diputado del FpV-PJ Julio De Vido se amparara en sus fueros para impedir una medida judicial de esas características.

El proyecto del diputado del PRO propone eliminar de la Ley de Fueros el artículo que precisa que "no se podrá ordenar el allanamiento del domicilio particular o de las oficinas de los legisladores ni la intercepción de su correspondencia o comunicaciones telefónicas sin la autorización de la respectiva Cámara".

De esta manera, el oficialismo busca ir más allá de la propuesta presentada por el Frente Renovador que, a través de un proyecto de la diputada Graciela Camaño, sugirió una opción intermedia entre ésa y la actual legislación.

El proyecto de la diputada massista propone que, "al ordenar el allanamiento del domicilio particular o de las oficinas de los legisladores o la intercepción de su correspondencia o comunicaciones telefónicas, deberá comunicar de tales medidas al presidente de la respectiva Cámara, quien debe estar informado de ello previo a llevárselas a cabo y guardar reserva de las mismas hasta tanto se hagan efectivas".

Tanto el proyecto de Massot, que elimina el requisito del visto bueno de la Cámara para avanzar con el allanamiento, como el de Camaño, que lo habilita luego de ser informado al presidente de la Cámara, además de a la comisión de Asuntos Constitucionales, fueron girados a las de Peticiones, Poderes y Reglamento, pero cuentan con el respaldo de la mayoría de los bloques, excepto el FPV-PJ, por lo que se descuenta que avanzará.

La discusión sobre el alcance de los fueros se reavivó el año pasado luego de que, a fines de abril, el juez federal Luis Rodríguez debiera suspender un allanamiento que había ordenado realizar al domicilio de De Vido, a posteriori de que la defensa del ex funcionario y actual diputado nacional apelara a sus fueros para objetar la medida.

Ante esa situación, un grupo de diputados del PRO encabezados por Tonelli, impulsó un proyecto de resolución para autorizar a la Justicia a avanzar con el allanamiento, que fue aprobado en el recinto en junio de 2016, tras lo cual el oficialismo anticipó su decisión de avanzar con la reforma de la ley para hacer más clara la legislación sobre los fueros.


***
Ladrones kirchneristas



En tanto el diputado nacional Eduardo Amadeo (PRO) acusó al kirchnerismo de haber sido "una gran asociación ilícita que no tuvo límites y se dedicó a robar el dinero de los pobres" y advirtió que "quieren volver al poder para robar y asegurarse impunidad", a la vez que rechazó las críticas opositoras al gobierno de Mauricio Macri, al afirmar: "Si nos equivocamos es por hacer y no por esconder, como hacía el kirchnerismo".

Amadeo, en una entrevista con Télam, pronosticó además el triunfo de Cambiemos en las elecciones de octubre y dijo que 2017 "va a ser un año intenso donde se juegan dos modelos: uno de cambio, de pleno funcionamiento de la democracia y otro de la agitación y la violencia que se pretende instalar desde el kirchnerismo. Nosotros vamos a seguir por el camino del diálogo y la gente lo va a valorar".

Amadeo, uno de los principales referentes del PRO en la Cámara de Diputados, realizó un balance de los 15 meses de gestión del gobierno de Macri y, tras estimar que "hay signos de mejora", sostuvo que Cristina Fernández de Kirchner "nos ha dejado una bomba de tiempo pero de todos modos se va notando que vamos construyendo una nueva sociedad".

"El kirchnerismo durante todos estos años fue una gran asociación ilícita que no tuvo límites y se dedicó a robar el dinero de los pobres y ahora están desesperados por borrar ese pasado. El discurso de Máximo (Kirchner) cuando dijo que quieren volver al poder fue claro y yo digo que quieren volver para robar y empobrecer y asegurarse impunidad", enfatizó Amadeo.

Según el diputado del PRO, "no estamos frente a personas idealistas sino a personas que quieren proteger su impunidad" y, tras pronosticar que Cambiemos, se impondrá en las elecciones legislativas de octubre próximo, reiteró que en esos comicios "se van a jugar dos modelos uno de cambio de pleno funcionamiento de las instituciones o el modelo kirchnerista con todo lo que eso significa".

En su dilatada trayectoria política, Amadeo se desempeñó como Secretario de Desarrollo Social de Carlos Menem y fue además vocero presidencial vicejefe de gabinete de la gestión de Eduardo Duhalde y Embajador argentino en Estados Unidos durante esa misma administración, y su acercamiento al PRO comenzó después de las elecciones de 2011 cuando se postuló como candidato a Gobernador de Buenos Aires junto a Claudia Rucci por el Partido Unión PRO. Ante una consulta sobre la situación social y las marchas y movilizaciones contra el gobierno nacional de los últimos días, Amadeo evaluó que en esas manifestaciones "se mezcla mucho la política y hay algunos dirigentes que se muestran como mesiánicos pero lo que tienen es una opción política" y dijo que el gobierno analiza cómo ordenar esa situación. "Hay algunos dirigentes que están esperando que haya algún hecho de violencia para amplificarlo", sostuvo el diputado nacional del PRO.



Comentarios