Pais
Martes 13 de Junio de 2017

Docentes falsificaron sus títulos y al ser descubiertos se quitaron la vida

Fernando López y Sandra Aldaya fueron encontrados sin vida el lunes a última hora. Habían sido notificados de que no podían dar más clases por tener títulos adulterados.

Una pareja que ejercía la docencia con títulos habilitantes falsos protagonizó un escándalo en San Carlos que terminó en tragedia este lunes por la tarde, cuando fueron hallados ahorcados.

La Policía Científica se ocupaba del retiro de los restos. La pareja no tenía hijos. Tras diez años de trayectoria dictando clases en distintos establecimientos educativos del Valle de Uco, salió a la luz por estos días que ninguno de los dos había obtenido el título oficial, sino que habrían falsificado la documentación.
Antes de que la Justicia investigara a fondo, ambos decidieron ahorcarse.
La última de las noticias en torno a Sandra Aldaya (44) y Fernando López se conoció, pasadas las 19, cuando hallaron los dos cuerpos colgando de cuerdas en la cocina de la vivienda que compartían en la finca López, de Cápiz.
Habían sido dados de baja por la DGE, que ya los investigaba desde el área de Asuntos Jurídicos y el revuelo, tras el descubrimiento de la irregularidad, había tenido fuertes repercusiones, sobre todo, en las redes sociales.
Los documentos que habrían modificado eran títulos, certificados de calificaciones y analíticos que les valieron para ser calificados con bono de puntaje y para permitirles dar clases en distintos colegios, tanto de San Carlos como de Tunuyán. Fueron las mismas universidades, con sede en Buenos Aires, las que desmintieron que ellos fueran egresados de sus institutos. Él fingió ser analista en Sistemas y ella profesora de Teatro, lo que les sirvió para empezar a desempeñarse en las aulas.
Esta situación, que se destapó públicamente, se habría detectado la semana pasada, tras una riña entre un profesor y el directivo de un establecimiento.
En la región. La muerte de la pareja ocasionó revuelo anoche en el Valle de Uco, especialmente en la escuela Toribio de Luzuriaga, donde muchos jóvenes fueron alumnos de ambos.


Fuente: UNO Mendoza

Comentarios