Viernes 24.10.2014

Más cálido, con mucho sol

Min.: 19% | Máx.: 31 °C

País Domingo, 11 de agosto de 2013 | 11:01

Se desarrolla "con normalidad" la votación de las elecciones primarias

El Ministro del Interior, Florencio Randazzo, informó que “pasadas las 9:30 ya estaban constituidas las 90.600 mesas electorales". Más de 30 millones de argentinos están habilitados para decidir los candidatos a legisladores que participarán de las elecciones del 27 de octubre.

La Argentina celebra este domingo la segunda experiencia de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO). Entre las 8 y las 18, podrán votar los 30.530.323 ciudadanos habilitados.

“Se está votando con normalidad en todo el país”, subrayó Randazzo, quien destacó que “hay una muy buena concurrencia de votantes desde temprano”.

El funcionario indicó que “en promedio cada ciudadano tarda menos de dos minutos en emitir el voto, firmar el padrón y llevarse el comprobante firmado por el presidente de mesa”.

En este marco, la Justicia Electoral de la Capital Federal convocó para las 11 de hoy a una reunión de apoderados de todas las fuerzas políticas y alianzas que compiten en las primarias para evaluar el desarrollo de los comicios. Así lo informaron hace instantes fuentes de la Secretaría Electoral, que describieron que en torno a las 9:30 las elecciones se desarrollan "con absoluta normalidad" y que todos los centros de votación con sus respectivas mesas ya fueron habilitados.

Para los comicios, el Gobierno movilizó 90.000 efectivos de las fuerzas armadas y de seguridad, y 40.000 agentes del servicio de correo. Habrá, además, 181.000 presidentes de mesa y más de 300.000 fiscales.

La novedad más destacada de esta elección es el debut oficial del llamado voto joven, de carácter opcional: 592.344 adolescentes de 16 y 17 (que representan poco menos del 2% del padrón) pueden sufragar, pero sólo si lo desean. Otros de los cambios trascendentes son que los votantes pueden utilizar cualquier Documento Nacional de Identidad siempre que sea el último emitido, y que la constancia que reciben una vez que sufragan es un troquel impreso, y no un sello como ocurría hasta ahora.

A primera hora de la mañana, fuentes judiciales reiteraron la recomendación que en la semana hizo al electorado porteño la jueza federal con competencia electoral de la Capital, María Servini de Cubría, para que se vote temprano. La magistrada había dado ese consejo "debido a las modificaciones sustanciales que se incorporan este año en el proceso de votación", en relación a los cambios mencionados.

En la Provincia, el ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, advirtió hoy que "es probable" que el cierre de las elecciones en el distrito se demore "una hora" respecto de la clausura prevista a las 18, a raíz de inconvenientes en la apertura de algunas mesas. Y lo atribuyó a "la falta de autoridades de mesa, tardanza en abrir las escuelas o que el correo llegó tarde".

No obstante, aclaró: "Hasta ahora está todo ordenado; estamos bien, hay más de 32 mil policías en la calle".


Gran encuesta nacional

Pese a que las PASO nacieron con el fin de que la ciudadanía participe de la depuración interna de cada fuerza para elegir a sus candidatos, este año –como en 2011- la mayoría de los partidos y frentes presenta listas únicas, sobre todo en los distritos más importantes. De modo que, salvo pocas excepciones, los comicios servirán más que nada como un termómetro de cara a las legislativas del 27 de octubre, una contienda para que los candidatos midan sus posibilidades a futuro.

En los casos en los que habrá internas, éstas servirán como ordenador para la boleta final según los parámetros que acordó el propio frente. En Unen, por ejemplo, que agrupa a buena parte de la oferta de centroizquierda en la ciudad de Buenos Aires, ingresarán sólo los candidatos de las listas que superen el 22% de los votos; el reparto para diputados será por sistema D´Hont, mientras que para el Senado competirá la dupla que resulte ganadora.

Relegadas apenas a un puñado de experiencias en todo el país, las internas no serán entonces el filtro más determinante para las legislativas. Ese factor lo cumplirá el piso mínimo de votos que impone la ley para llegar a esa fecha: los candidatos que pretendan competir en octubre deberán alcanzar el 1,5% del padrón de su distrito. De no hacerlo, quedarán excluidos. Para los frentes que tengan internas, bastará con que la suma de todas las listas llegue a ese porcentaje.

La pelea de cara a octubre

El foco de atención se posará principalmente en los distritos con mayor volumen de electores. Consolidada como la más importante con uno de cada tres votantes a nivel país, la provincia de Buenos Aires será el escenario central de la disputa. Córdoba, Santa Fe, C.A.B.A (que por primera vez salió del podio) y Mendoza completan la lista. En conjunto, agrupan dos terceras partes del padrón.

Los resultados de esas provincias y de la ciudad de Buenos Aires serán clave para las elecciones legislativas, puesto que en esa ocasión se renovará la mitad de la Cámara de Diputados: 127 bancas.

En el Senado, en cambio, se pondrán en juego un tercio de los escaños (24). Además de la Ciudad, las primarias servirán para que se oficialicen los candidatos a la Cámara alta en Salta, Santiago del Estero, Chaco, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro y Tierra del Fuego.


Veda y resultados

El director nacional electoral, Alejandro Tullio, indicó esta semana que los primeros resultados comenzarán a difundirse a partir de las 21. Hasta esa hora estará prohibida la difusión de encuestas a boca de urna y proyecciones, según lo contempla el inciso H del artículo 71 del Código Nacional Electoral.

La veda correrá para la prensa y los blogs, pero no así para las redes sociales. "Las cuentas de Twitter y Facebook no está reguladas porque no son universales, por más que estén extendidas son consensuales, uno sigue a otra personas, entonces las expresiones del que las firman", aclaró Tullio.

Infobae

Dejanos tu comentario