Domingo 26.10.2014

Parcialmente soleado y caluroso

Min.: 22% | Máx.: 33 °C

País Martes, 07 de enero de 2014 | 06:34

Hallan el cadáver de una nena de 7 años

Fue encontrado este martes en un arroyo de Berazategui el cuerpo de una niña de 7 años, la cual estaba desaparecida desde hacía tres días. La Justicia investiga en el lugar en busca de testimonios y datos útiles para aportar a la causa.

El cadáver de una niña de 7 años que estaba desaparecida desde hacía tres días fue encontrado este martes parcialmente incinerado y envuelto en una bolsa de plástico, en un arroyo de la localidad bonaerense de Berazategui, informaron fuentes policiales. El comisario general Osvaldo Castelli, titular de la Superintendencia de Seguridad de la Policía de la provincia de Buenos Aires, confirmó esta tarde a la prensa que la víctima es Priscila Lafuente (7) y el cadáver fue identificado por su "padre biológico".

"No obstante a ello se van a realizar todos los estudios científicos para determinarlo legalmente (...) Seguramente se hará una prueba de ADN", indicó el jefe policial en una rueda de prensa, en la cual aclaró que la nena estaba "indocumentada".

Según las fuentes, el cuerpo de la nena fue encontrado esta mañana entre los pastizales y arbustos de un arroyo ubicado debajo del puente de avenida Mitre casi calle 44, en Berazategui, próximo al límite con la vecina localidad de Guillermo Hudson, en el sur del conurbano. De acuerdo a Castelli, el arroyo, de unos siete metros de ancho y con poco caudal de agua, está ubicado a unos 800 metros de la casa de la madre de Priscila, donde la niña residía actualmente.

"La nena era hija de un matrimonio que se encuentra separado desde hace unos años. Vivió gran parte de su vida con el papá y actualmente lo hacía con la mamá", explicó el jefe policial. Castelli indicó que la madre de la niña denunció en las primeras horas de ayer en la comisaría de la zona que su hija había desaparecido de su casa dos días antes. "Se habían ido a dormir alrededor de la medianoche y al otro día a las diez constataron que (la niña) no se encontraba dentro del domicilio", explicó.

A partir de la denuncia de la madre de Priscila, la Policía de Berazategui inició inmediatamente el protocolo de búsqueda y inspeccionó casas de amigos de la familia, estaciones ferroviarias y hospitales. "Se la buscó por todos los lugares donde podía estar viva. Y en las primeras horas, cuando no se la pudo encontrar en esos lugares, se empezó a revisar campos y arroyos", indicó Castelli, quien precisó que el lugar del hallazgo es de "difícil acceso".

Respecto del estado en el que se encontró el cadáver de la nena, el comisario general dijo que "se encontraba dentro de una bolsa y a primera vista surgiría que tiene signos de haber sido calcinado".


Los peritos que inspeccionaron el cuerpo no pudieron advertir a simple vista si el cuerpo presentaba heridas cortantes, golpes, lesiones de bala o de otro tipo que le pudieran haber ocasionado la muerte, lo que se determinará en las próximas horas con la operación de autopsia.

Consultado de si existían denuncias por maltratos o violencia hacia la niña de parte de algún familiar, el jefe policial se excusó de dar detalles para preservar la marcha de la pesquisa.


Lo que también llamó la atención de los investigadores es la demora por parte de la madre en realizar la denuncia por la desaparición de su hija, ya que de acuerdo a su relato la vio por última vez la noche del sábado y concurrió a la comisaría recién ayer por la mañana. Ante esa situación, Castelli dijo que esa demora en realizar la denuncia hizo "que el protocolo de búsqueda se inicie en forma tardía".

"Llama la atención la cantidad de horas que pasaron pero eso no quiere decir nada", sostuvo.


En tanto, luego del hallazgo del cuerpo, los peritos policiales buscaron rastros en la escena del crimen que permitan tanto identificar a los homicidas como conocer si la víctima fue asesinada e incinerada en el lugar o si allí sólo se limitaron a descartar el cadáver. Además, procuraban levantar huellas de algún rodado o calzado e incluso de arrastre, si es que el cuerpo fue bajado desde un auto y llevado hasta la vera del arroyo.

La investigación por el hallazgo del cuerpo quedó a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción 3 descentralizada de Berazategui, comandada por Gabriela Mateos, cuyos asistentes recorrieron la humilde zona donde se encontró el cadáver en busca de testigos que hayan visto u oído algo de utilidad para aportar a la causa.

Fuente: Télam

Dejanos tu comentario