La Provincia
Martes 16 de Febrero de 2016

Padres reclaman que templo colosal ocupó el espacio de juegos de la escuela María Auxiliadora

Chajarienses recolectan firmas que acompañarán una carta a entregar al obispo de la diócesis de Concordia, Luis Collazuol. Allí dan cuenta del espacio de recreación y esparcimiento que pierden los pequeños y piden que se revea la medida.  

Los padres de los niños de jardín de infantes de la escuela María Auxiliadora de Chajarí no están en contra del templo que se construye para la comunidad, pero sí de la dimensión del mismo. Es que por su magnitud ocupa gran parte del espacio destinado al patio de juegos de los más pequeños. Por estas horas los papás recolectan firmas que acompañarán una carta a ser enviada al obispo de la diócesis de Concordia, Luis Collazuol.

Desde 2014 se habla de la construcción de un templo nuevo para la comunidad de María Auxiliadora, un dato que al conocerse el plano preocupó a muchos, fue que ocupaba buena parte del patio de los jardines de infantes de la Escuela María Auxiliadora. En su momento el obispo de la diócesis de Concordia Luis Collazuol había asegurado que tendrían lugar suficiente para recrearse como es necesario a los niños de 4 y 5 años de edad. Más allá de esto, las obras comenzaron y las dimensiones de metros cuadrados que abarca la obra, hablan de otra realidad, publica Chajarí al Día.

Ante esto, un grupo de padres comenzó a hacer circular una carta con argumentos, no en contra de la construcción de la obra, pero sí en contra de que se utilicen esos espacios.

“En el Año de la Misericordia en el que el Papa Francisco nos invita a entregar todo al hermano necesitado y nos propone que seamos islas de misericordia en el mar de la indiferencia es desolador saber que las autoridades eclesiásticas de la parroquia María Auxiliadora destinarán tiempo y esfuerzos a la recaudación de más de 8.000.000 pesos para construir el templo más imponente y ostentoso de la región. Iniciativa innecesaria en tiempos de una Iglesia pobre y para los pobres”, indica la misiva.


“Los firmantes nos vemos sorprendidos por sus declaraciones, siendo Usted Obispo de nuestra Diócesis. Usted en persona prometió a los docentes en las reuniones mantenidas rever el proyecto y luego declaró públicamente ante los medios de prensa de Chajarí que nuestros chicos no se quedarían sin los espacios de recreación y esparcimiento”.
Los padres insisten en que la medida sea analizada nuevamente: “Invadir espacios dedicados a la educación y recreación de nuestros hijos, ostentar magnificencia y destinar para ello todos los esfuerzos nos hace sentir que marchamos a contramano del mar de misericordia que nos propone Francisco, porque sabido es que la Casa de Dios está en su comunidad y no el brillo que ostentan sus paredes”, son algunos párrafos de la carta abierta.

 

Comentarios