Accidente vial
Viernes 22 de Julio de 2016

Pablo Ballesteros en el skatepark de su barrio

Tiene 15 años y hace solo uno que anda en skate. Aprovecha la pista que está frente a su casa.

Hoy a la mañana Pablo Ballesteros decidió aprovechar el sol y andar un rato en su skate. Tiene 15 años y hace solo uno que sube a una tabla para mantenerse en movimiento.
Pablo es de Puerto Viejo, el barrio que está frente al skatepark público de Paraná que se encuentra al final de la costanera.

Descuidado

El skatepark de Paraná tiene algunos signos de abandono. Un basurero de concreto está destrozado y es evidente que hace tiempo no pasa una cuadrilla municipal por la zona.
La pista pública, en donde miles de personas andan en bicicleta, skate y rollers fue inaugurada hace dos años por la intendenta Blanca Osuna.
La administración de Sergio Varisco, nunca se interesó por la situación y dejó sin efecto el contrato con el profesor de la escuelita de skate que funciona igual, ahora solo los sábados a la mañana.
En todos los skateparks del país las administraciones municipales se involucran a través de diferentes áreas para realizar trabajos de contención. En Paraná se necesita un plan de trabajo para coordinar las actividades y aprovechar la construcción que está bastante deteriorada.

Comentarios