Patronato
Viernes 19 de Mayo de 2017

"Ver a Patronato en este nivel es una satisfacción"

Bruno Marioni regresó al estadio Grella después de varios años. Confesó que le gustaría dirigir al equipo Rojinegro.

Su escuela futbolística estuvo en barrio Villa Sarmiento. Bruno Giménez tenía 8 años cuando se calzó la camiseta Rojinegra para integrar la categoría 1975. En 1991 dio el primer gran salto para edificar su sueño de formar parte del profesionalismo cuando superó una prueba que llevó adelante Jorge Griffa para sumar valores a Newell's de Rosario. A partir de ahí comenzó a escribir su carrera que finalizó en 2010.


Bruno volvió al Presbítero Bartolomé Grella en la noche del domingo 14 de mayo. Marioni, que decidió modificar su apellido en 1999 para portar el de su padre, observó el encuentro que disputó el Santo ante Sarmiento de Junín. Ingresó al estadio acompañado por el vicepresidente primero, José Gómez. En el sector de plateas se reencontró con viejos amigos que le regaló la redonda. Antes de retirarse, dialogó con Ovación.


—Encontraste a Patronato en un escenario totalmente diferente.
—El club se vio sorprendido de llegar a Primera División y ahora está luchando para mantener su lugar. La satisfacción de regresar y encontrar en este nivel a este club es muy grande para mí.

—¿Cómo lo ves de cara al sprint final del torneo?
—Es un plantel corto y enfrentarse a tantos equipos con mejor presupuesto hace que tenga muchas limitaciones. Indudablemente hacen un esfuerzo muy grande. Por momentos el equipo intenta tener el balón, intenta atacar, pero cuando estás peleando el descenso y hay muchas obligaciones y responsabilidades a veces el juego no es el mejor. Con Sarmiento se le terminó escapando un partido que pudo haber definido un poco antes con la situación que se perdió (Nicolás) Bertocchi. Pero en definitiva es un partido de fútbol y hay que estar muy concentrados en los 90 minutos.


—Cuando finalizaste tu carrera como futbolística te diste el gusto de competir en el automovilismo. Este año comenzaste tu ciclo como entrenador.
—Estuve cuatro años compitiendo en coches, disfrutándolo. Era algo que tenía pendiente desde mi etapa como futbolista. Y ahora empecé mi carrera de entrenador en México. Espero tener mucho más años y quién te dice que en algún momento tenga la posibilidad de devolverle a Patronato algo de lo que recibí en cuanto a formación.


—¿Te gustaría dirigir a Patronato?
—Hoy no me veo, pero ojalá tenga la chance de dirigir a la mayoría de los clubes donde estuve. Patronato es mi club formador, fue mis inicios, tengo miles de recuerdos y encontrarme con mucha gente de aquellos años es muy emocionante. Entrar a este estadio como entrenador puede ser.


—Se asemejó mucho el fútbol argentino con el mexicano.
—Se está intentando mucho tener esa idea futbolística en Argentina. Habíamos entrado en una meseta en la que era todo lucha y el fútbol había pasado a un segundo lugar. Hoy muchos equipos del fútbol argentino están intentando jugar. Ha servido de mucho que muchos entrenadores argentinos fueron a México y regresaron, como Diego Cocca, Jorge Almirón. Entrenadores que han vivido la idea en México del buen fútbol. Con el buen pie que tenemos los argentinos era una picardía desperdiciar la calidad que tiene el futbolista argentino.



Comentarios