Básquet
Viernes 19 de Mayo de 2017

Un proyecto exitoso que se derrumbó una noche

Se cumplió un año del descenso de Sionista. Jugó 10 años en la Liga Nacional y torneos internacionales. ¿Volverá?

El 18 de mayo de 2016, hace un año, Sionista perdió el cuarto partido de la serie por la Permanencia ante Lanús y luego de una década en la Liga Nacional iba a perder la categoría. Aquella fría noche el equipo de Paraná cayó por 73 a 67 y no pudo empardar el playoff. Había robado el segundo chico de visitante, pero perdió los dos de local. Fue el cierre de una campaña muy pobre que en el camino terminó con los servicios de Sebastián Svetliza tras 20 años en la institución. El carácter de Miguel Volcan Sánchez no fue suficiente para levantar un equipo golpeado que nunca encontró el rumbo a pesar de tener jugadores determinantes como el cubano Reynaldo García, hoy estrella del líder de la conferencia Norte.

Sionista volvía al TNA, pero 13 días más tarde la institución anunció mediante un comunicado que no iba a participar de la segunda categoría y con ello se retiraba de la competencia. La noticia sacudió al ambiente porque Sionista fue un ejemplo y una "isla" dentro del básquetbol nacional. Propios y extraños remarcaron siempre la prolijidad de la franquicia y sus logros fueron siempre deportivos y desde abajo.

Benjamín Svetliza, empresario, dirigente y cerebro del proyecto, dio sus motivos casi un mes después en una entrevista a UNO. Los argumentos del alejamiento fueron producto del desgaste y lo económico. "Lo principal fue el tema económico. Después de que descendimos empezamos a ver las posibilidades de recursos y realmente disminuyeron mucho porque es otra categoría. Y también los valores que se manejan son otros y llegamos a la conclusión de que es muy difícil cuando uno depende de tantos espónsor privados", señaló el dirigente. Y agregó: "Son muchos años de estar y por ahí uno se siente muy solo. Estábamos con Marcelo (su hijo), solos casi y hablamos con algunas personas para ver si se podía hacer un grupo más amplio, pero es muy difícil conseguir gente".

El desgaste fue evidente y la falta de respuestas de la gente también fue influyente. Las últimas campañas de Sionista en la Liga no fueron buenas. Lejos estuvo el equipo de contagiar al público. No obstante siempre se rearmaba y era una plaza fija para los amantes del básquet que, por más que no fueran simpatizantes, tenían la posibilidad de ver el mejor nivel y también le dieron la espalda. Por otra parte en la institución el profesionalismo nunca fue "bien visto" y está claro que a Benjo no le mostraban gran entusiasmo.

La salida de Sionista fue un golpe grande para el básquet. Porque además de ser un espejo, era una motivación para el semillero.

EL PROCESO. Desde el inicio en 1996 hasta 2016 fue un modelo deportivo, con muchos más aciertos que errores. Pasó por la Liguilla Provincial, la Liga C, la Liga B hasta llegar a los primeros planos. El lunes 12 de mayo de 2003 le ganó el cuarto partido de la serie a Unión de Sunchales por 80 a 74 en el estadio Moisés Flesler y subió al TNA. Y con muchos jugadores de la ciudad. Vale recordar a Santiago Vesco, Salvador Bahler, el Flaco Rhul, Male Solanas y Martín Dobry. Y en el banco Sebastián Svetliza y Maximiliano Seigorman, hoy entrenador de la Selección Argentina U17 que va al Mundial.

En el TNA duró muy poco. El jueves 4 de mayo de 2006 Sionista cumplió el sueño de llegar a la Liga Nacional. Sionista le ganó el ascenso a Regatas en un quinto partido. El equipo estuvo integrado por Pedro Franco, Santiago Vesco, Oscar Heis, Todd Williams, Alejandro Zilli, Emiliano Martina, Daniel Hure, Martín Dobry, Salvador Bahler, Marcelo Bondarenco. Los gladiadores se quedaron con el ascenso al imponerse por 77 a 68.

En 2006 Sionista debutó en la Liga Nacional el 6 de octubre en Sunchales y lo hizo con un triunfo ante Libertad por 66 a 61. A partir de allí se iba a convertir en una plaza fija de la categoría. Aportó los nuevos jugadores y fue sembrando una identidad en el básquet provincial.

Sionista iba a llegar por primera vez a una semifinal el 13 de abril de 2009 luego de vencer a Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia por 96 A 94 en tiempo suplementario luego de un triple sobre la chicharra del paraguayo Javier Martínez.

Aquella noche el equipo salió con Martínez 27, Villares 15, Fioretti 6, Spillers 11, Robinson 23 (FI), Carnovale 4, Burgos 7, Hure 2, Iglesias y Cantero. Con un equipo formidable y un perímetro letal con Cantero, Martínez y Villares jugó la semifinal ante Atenas de Córdoba. El 29 de noviembre perdió el tercer juego por 85 a 79 y de esta manera la serie quedó 3-0 para los dirigidos por Rubén Magnado, que luego iban a obtener el título.

Luego de la gran temporada, Sionista se ganó el derecho a jugar la Liga Sudamericana y el viernes 16 de octubre de 2009 se jugó uno de los cuadrangulares semifinales en Paraná. Del torneo participaron Universo de Brasil, Libertad de Paraguay y Universidad de Chile. El equipo de Sebastián Svetliza ganó los tres partidos y se consagró ganador del Cuadrangular. Con la clasificación fue a Santiago del Estero, donde jugó el Final Four junto a Quimsa, que se consagró campeón, Libertad de Sunchales y Minas Tennis. Sionista venció a los brasileños 72-70 en la última fecha y se quedó con el tercer lugar.

La temporada siguiente Sionista volvió a meterse en la definición. El equipo liderado por el Paragua Martínez llegó otra vez a la semifinal con Atenas de Córdoba. La serie fue mucho más reñida y fue a un quinto partido. El domingo 9 de mayo se midieron en el Polideportivo Carlos Cerutti y en un partido cerrado y hasta con la última bola por jugar, el equipo de Paraná perdió por 74 a 72. El equipo que jugó aquella noche salió con Cequeira 4, Martínez 25, Rodríguez 3, Robinson 12, Zilli 10 (FI), Buchanan 6, Iglesias, Hure 8, Fioretti 4 y la conducción técnica de Sebastián Svetliza.

La brillante campaña y el tercer puesto le ubicó en la Liga de las Américas. Sionista viajó a Puerto Rico, donde integró el Grupo y debutó el 18 de enero de 2011 ante el subcampeón de México, Halcones Rojos. Venció a Capitanes de Arecibo y perdió los otros dos juegos. Perdió la clasificación ante Cocodrilos de Venezuela por 73 a 68 el 20 de enero de 2011.

¿Y SI GANABA?.Si bien el desgaste era muy grande, Sionista siempre buscaba un golpe de efecto para renovarse. Así lo hizo con su estructura. Por eso uno presume que si hubiera pasado la serie ante Lanús hoy hubiese estado jugando la Liga Nacional con un equipo competitivo tratando de saldar la "deuda anterior". La pregunta que siempre merodea el ambiente es saber si algún día pensará volver. Hace un año Benjamín Svetliza dijo: "Hoy no sé. Ojalá se dé. Uno no puede saber el futuro, pero hoy te digo que no, en un tiempito y si cambian las condiciones, tal vez".

En ese contexto Benjo también dejó una definición tajante. "La Liga es muy cara para lo que genera", señaló. Y la realidad es que un año después está a la vista que en la Liga nada ha cambiado.



Comentarios