Ovacion
Miércoles 30 de Marzo de 2016

TNA: Echag√ľe tuvo resto y puso primera

El AEC fue de atrás y recién se hizo fuerte en el ST. Venció a Salta Básket 90-77 y se puso 1-0. Mañana, el segundo.

Martín Macor/Ovación
mmacor@uno.com.ar


En el paso a paso que representa jugar una instancia de playoff, meter primera, marcar la cancha y más aún en casa... es todo un mensaje. Más aún cuando la historia que se escribió anoche no fue un lindo cuentito a favor. Todo lo contrario. La mejor versión de Echagüe tuvo que esperar para verse en el estadio Luis Butta ya que llegó en el complemento. Por lo realizado en los últimos 20’ el AEC justificó el triunfo por 90 a 77 ante Salta Básket en el marco del primer punto de la serie de Reclasificación del Torneo Nacional de Ascenso. Así, se puso 1-0, sumó su sexto triunfo en serie como local, y aguardará por el segundo capítulo que se jugará mañana desde las 21 en el mismo escenario.

En cuanto al pleito de anoche, parcial 6-0 del dueño de casa que de esa forma demostraba la intención que tenían los dirigidos por Barsanti de pisar fuerte desde el arranque mismo. No hubo mucha sorpresa en relación a los aportantes. Santiago González hacía lo suyo en el poste bajo.

Los salteños no mostraban nada hasta que apareció Maxi Ríos con su juego revulsivo e incluso contagioso. Marco desde la línea de tres como así también Eseverri. La visita puso parda la historia 11-11.

A esa altura el AEC no era firme en su defensa y se terminaba redondeando un irregular primer chico. Salta lo aprovechó y se le metió en el bolsillo (18-20).

El elenco paranaense tenía que recuperar la paciencia. Sobre todo en el control de la pelota y la hora de buscar opciones. Y la realidad es que le costó un poco encontrarle la vuelta a la defensa combinada que le proponía la visita. Tuvo que promediar el cuarto para sacar una pequeña ventaja (32-27). Barsanti tuvo que meter mano en el banco pero había un buen pasaje de Nash.

Pero fue el mismo extranjero el que tuvo altibajos, al igual que el resto del equipo y eso permitió que la visita no solamente lo alcanzara, sino que también lo pasara en la línea del marcador. Otra vez Ríos... otra vez Eseverri. Los mismos nombres eran los que desequilibraban y no se podían contener. Por eso también se perdió el primer tiempo (39-40).

Al descanso largo se había Echagüe sabiendo que había tenido un mal primer tiempo y que tenía que encontrar la cordura necesaria para salir a jugar otro partido en el complemento.

Y parece que el mensaje del coach paranaense llegó de la mejor manera. Es que con mucho de convicción salió a “comerse” al rival. Todo fue progresivo pero cuando más lo necesitaba llegaron dos triples de Ruiz Moreno como para plantar bandera (59-50). Lisandro era el abanderado y terminó siendo la figura (26 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias, 4/7 en triples).

Pero claro, ofensivamente el Negro fue una tromba en el tercer cuarto y así quedó reflejado con el parcial 29-17. Con el marcador 68-57 se iba el parcial.

Así se llegaba al cuarto decisivo. Y lo logró Echagüe fue potenciar su juego, donde no solamente se lo pudo ver sólido sino que también quebraba mentalmente a su rival que quería robar el primer juego. Así se logró la máxima para el AEC: 75-59 (16). Los de Barsanti lograron así cerrar el pleito sin mayores apremios. Los 3’ finales sirvieron para que la gente (en poco número) le reconociera con aplausos y cánticos el primer punto conseguido.

El resto. Otros resultados de anoche por Reclasificación: La Unión de Colón 84-Comunicaciones 92, Rocamora 78-Platense 65. Hoy, Parque Sur-Petrolero.

TFB: Peñarol, dueño en Tala

Claro está que los clásicos son partidos aparte, poco importa cómo llegue uno y otro equipo y esto una vez más quedó demostrado en el clásico que Peñarol de Rosario del Tala le ganó al Club Atlético por 92 a 89, por la última fecha de la fase regular del Torneo Federal.

El partido fue parejo, luchado, de dientes apretados de principio a fin. En el primer cuarto ambos equipos se mostraron muy efectivos y se terminó llevando dicho parcial el Tricolor por 25 a 20 pese a perder por lesión a su capitán Mariano Panizza quien no pudo volver al juego.

En el segundo cuarto se ajustaron las defensas, se hizo más trabado el juego pero el que estuvo concentrado y metido en el partido fue Peñarol que con un gran trabajo de equipo y las destacadas actuaciones de Alejandro Ivetich y Matías Arias le trajo varios dolores de cabeza al equipo de Sebastián Torre que le costaba encontrar soluciones al juego planteado por el conjunto de Pablo Columba y de esa manera el Tricolor se fue al descanso largo arriba por 48 a 40.

En el complemento los azules salieron decididos a revertir la historia, ajustaron su defensa y Martirena estuvo intratable en el poste bajo lo que le permitió a la visita pasar al frente en el marcador, Peñarol luchó, pero Atlético se llevó el tercer parcial por 24 a 11 y pasó a liderar el marcador por 64 a 59.

En el último cuarto Peñarol fue todo corazón y efectividad, convirtió 33 puntos, revirtió la diferencia en el marcador gracias al buen trabajo de Julián Roumec quien convirtió 6 puntos seguidos para emparejar las acciones y pasar al frente; a partir de allí el juego fue todo Tricolor, que defendió con mucha intensidad y convirtió en los momentos claves para ir cerrando el juego a su favor y quedarse con la fiesta de la ciudad por 92 a 89.

Peñarol, ayer volvió a los entrenamientos pensando en el cruce de reclasificación frente a Atlético Tostado que comenzara el viernes en Santa Fe.

Comentarios