Patronato
Sábado 29 de Abril de 2017

Se arma para poder recuperar la Santa Fe

Patronato visita a Unión desde las 20.30 por la 22ª fecha del Torneo de Primera División A. Diego Abal será el árbitro.

Los últimos pasos dados hicieron que el transitar de Patronato en Torneo de la Independencia de Primera División no sea tan tranquilo como venía resultando. No hay una psicosis de dramatismo, pero sí asomaron algunos signos de preocupación hasta no hace mucho resultaban impensados. Inquieta el hecho de transitar una serie de seis encuentros sin triunfos. Pero lo que más incomoda son los niveles de producción, que se asemejan poco y nada al ideal. Con la necesidad de sumar para recuperar la confianza y acallar la ola de murmullos que viene en crecimiento, Patronato enfrenta a Unión en el marco de la 22ª fecha. El inicio de las acciones, a desarrollarse en el estadio 15 de Abril, está fijado para las 20.30 y tendrá como árbitro principal a Diego Abal. El Rojinegro tendrá cuatro modificaciones. Las imágenes serán emitidas en forma directa por la TV Pública.
REORDENAMIENTO. Lo llamativo de las fallidas últimas actuaciones en el Patrón fueron la ausencia de sincronización entre líneas. Con el afán de reordenar la estructura y a partir de ausencias que se tornan inevitables, Rubén Forestello dispondrá de cuatro modificaciones.
Afectado por un desgarro no podrá ser de la partida Renzo Vera, lo que dará cabida al ingreso de Abel Masuero para ocupar un lugar en la zaga central.
Por disposición táctica del DT no será parte de la formación Lucas Márquez, situación que originará el debut oficial de Marcos Maidana como lateral izquierdo. Cuando Abal marque el inicio del cotejo, el Chino se transformará en el primer valor surgido de las inferiores promovido a la categoría superior y que registrará minutos oficiales en cancha. A pesar de no mostrar buenos rendimientos en las últimas presentaciones en el Grella, que quede claro que Márquez no fue el único responsable de la endeblez defensiva global; sí asoma como el único castigado con su marginación.
El que sí será de la partida a pesar de haber trabajado de manera diferenciada en parte de la semana es Walter Andrade.
En la mitad de la cancha también se sufre el mal de ausencias. Marcos Minetti sigue afectado de un hematoma óseo y Marcelo Guzmán está inhabilitado por cinco amarillas y ambos serán bajas seguras. Para completar el dibujo que incluye a Damián Lemos casi metido entre los zagueros y una línea de cuatro volantes parada unos metros por delante, asomará Nicolás Bertocchi.
Otra baja por penalización de tarjetas es la de Fernando Telechea. El balcarceño tendrá descanso obligado y determinará que Matías Quiroga sea la referencia más cercana al arco contrario.
Como en La Boca, el esquema desde lo táctico vuelve a ser 4-1-4-1, lo que refleja que la prioridad es resguardar la valla propia para intentar sacar provecho de una jugada con pelota parada o bien a través de una contra en la que la velocidad de los volantes externos tendrá un rol preponderante.
El Tatengue, que tendrá el interinato de Pablo Magnín como orientador desde el banco de suplentes y a su nuevo coach Pablo Marini situado en la platea, llega a la contienda de esta noche con la obligación de ganar para calmar las aguas que bajan turbias por la avenida.
El Rojiblanco santafesino padece las secuelas de haber caído en el clásico con Colón. De allí en más sumó poco, insuficiente para sostener la continuidad de Juan Pablo Pumpido como técnico.
Si la intención es conservar chances de ingresar en puesto de copas de cara a 2018, al Tate no le cabe otra que salir a buscar la victoria.
Patronato quiere dar el puntapié inicial de una recuperación que se torna impostergable. Para ganar en tranquilidad y acercarse al objetivo de permanecer.

Comentarios