Boca Juniors
Martes 02 de Mayo de 2017

Pablo Pérez le pegó una patada a un juvenil y Gustavo Barros Schelotto lo echó de la práctica: enojado, el volante se fue del predio

El futbolista de Boca protagonizó un episodio que quedó registrado por las cámaras de televisión

Una situación particular se produjo está mañana en el entrenamiento de Boca en el complejo Pedro Pompilio. En plena práctica de fútbol entre los que no jugaron contra Arsenal y un equipo de Reserva, Pablo Pérez se excedió en aquella premisa que solicitan los Mellizos ("En la semana hay que trabajar con la misma intensidad que los domingos") y le cometió varias infracciones a Tomás Fernández, un delantero ligerito y muy habilidoso, categoría 98.
La última, la que colmó el vaso, fue una patada muy a destiempo que dejó al chico tirado en el césped. El nerviosismo que evidenciaba el N° 8 y, sobre todo, la ausencia de disculpas hacia su compañero provocaron que Gustavo Barros Schelotto lo echara de la práctica. Directo al vestuario. Poco después, el trabajo del día se terminó.

Pérez, enojado, no sólo abandonó la cancha principal del complejo Pedro Pompilio, sino que se pegó una ducha rápida, enfiló hacia el estacionamiento, se subió a su auto y se fue del club.

Más tarde, por teléfono, Pérez le reconoció a un periodista de Fox Sports: "Fue una patada de viejo cascarrabias"
Embed

Fuente: La Nación

Comentarios