Patronato
Miércoles 26 de Abril de 2017

Números que reflejan el presente del equipo

De los últimos 30 puntos, Patronato sumó ocho. Ganó una vez en 10 cotejos. Afuera, hace cinco meses, no festeja.

El empate contra Boca, sobre la hora y en La Bombonera de Buenos Aires, desató una euforia que envolvió a propios y extraños en el Universo Santo. De inmediato proliferaron las exclamaciones de la "gran campaña" de Patronato en el Torneo de la Independencia de Primera División A.

La postura es comprensible si proviene de fanáticos que no siempre entienden de razonamientos y generalmente se dejan llevar por la pasión.

El análisis frío muestra que Patrón hoy cumple una performance acorde al objetivo que persigue, que es conservar su lugar en la categoría. Eso sí, en el último tramo de la campaña los números no están en rojo, pero muestran claramente un saldo negativo. De los últimos 30 porotos que oficialmente disputó el Rojinegro consiguió solamente 8 (26,6 por ciento de efectividad). En ese tramo apenas celebró un éxito como local ante Arsenal, cuando se reanudó la competencia después del intervalo de tres meses. En cinco ocasiones repartió puntos y perdió en cuatro ocasiones.

Festejar fuera del Presbítero Grella no le resulta sencillo. En condición de visitante se impuso en dos ocasiones. La última vez fue hace cinco meses, cuando superó a Defensa y Justicia en Florencio Varela por 2 a 1 con tantos de Alejandro Gagliardi y Nicolás Bertochi. Fue el por la 11ª fecha, el 28 de noviembre de 2016.

En la decena de cotejos cumplidos –desde Vélez hasta Olimpo– anotó 7 goles y recibió 18 en el arco propio.

Que la Comarca Santa es una fortaleza, es un cuento que va perdiendo sustento. Hoy a Patringa le cuesta ganar en su propia casa. Las últimas cinco ocasiones que se presentó ante su gente, salió airoso con Arsenal, igualó con Vélez y Newell's Old Boys. Cayó frente a Independiente y Olimpo de Bahía Blanca.

La producción global muestra una efectividad del 38,36 por ciento, que hoy es suficiente para quedarse en Primera A. Se presume que con algunas unidades más, la misión estará cumplida.

Dicen que las matemáticas son una ciencia exacta y hoy marcan que el presente de Patronato no es el mejor.

DIVIDIDOS. Después de la sorpresiva derrota ante Olimpo de Bahía Blanca, el plantel de Patronato entrenó ayer pensando en el cotejo del sábado ante Unión, en el estadio 15 de Abril. Como consecuencia de la lluvia registrada durante gran parte del día en la capital entrerriana, los futbolistas fueron separados en grupos para desarrollar diferentes tareas.

Los que acumularon muchos minutos ante el elenco bahiense desempeñaron tareas recreativas en el La Capillita. En tanto que el resto se trasladó a un complejo de Fútbol 5 para desempeñar bajo techo trabajos con pelota en espacios reducidos.

Hoy el Santo tendrá una nueva práctica en el predio situado en las cercanías de la Segunda Brigada Aérea a partir de las 16.

COLEGIADO. Diego Abal fue confirmado en la víspera desde la Asociación del Fútbol Argentino –AFA– para impartir justicia, el sábado desde las 20.30 en el encuentro de la 22ª fecha entre Unión-Patronato.
DESDE ATRÁS. "No esperábamos perder de esta forma. Se podía perder, no de la forma en que lo hicimos", manifestó Walter Andrade a La Cábala en el inicio del análisis de la derrota del lunes como local contra Olimpo.

Para uno de los zagueros centrales del conjunto de Forestello existen varias cuestiones por mejorar, porque se falló de manera conjunta: "Tenemos que corregir los errores que tuvimos como equipo y pensar en sumar de a tres", consideró.

Siguiendo con su opinión sobre la actualidad que envuelve a Patrón, dijo: "Todos somos responsables. Tenemos que ponerle el pecho y la cara a la situación".

Más allá de que las últimas actuaciones generaron dudas, el Negro es optimista de cara al futuro: "Si bien hace rato no sumamos de a tres, confío en los muchachos en que nos recuperaremos".

Andrade es el jugador con más presencias –19– en el certamen.


***
Unión

Pablo Marini es el nuevo entrenador. Ayer se conoció que Pablo Marini reemplazará a Juan Pablo Pumpido como técnico de Unión de Santa Fe. Según anunció su representante llegará hoy a mañana a primera hora a la capital santafesina pero no dirigirá el equipo frente a Patronato, en donde estará interinamente Eduardo Magnín. Pomelo Marini trabajará con Diego Torrente como ayudante de campo y Adrián Rocamora como preparador físico. Rodrigo Llinás proseguirá como entrenador de arqueros.

Comentarios