Beach volley
Viernes 11 de Agosto de 2017

"Muy entusiasmado de cara al futuro"

Julián Azaad y un balance de su participación en el Mundial. Dijo que el nivel fue creciendo y apuesta a lo que viene.

Julián Azaad cerró una etapa muy exigente en el circuito que terminó con la participación en el Mundial de beach volley de Viena, Austria. El jugador de Cerrito recorrió Europa, donde ganó experiencia y fue de "menor a mayor", según confesó. Junto a su compañero Nicolás Capogrosso tuvieron una exigente participación en el mejor nivel del deporte y se codearon de igual a igual ante las grandes potencias. Si bien reconoció que comenzaron con varias "pálidas", remarcó que siente "muy entusiasmado de cara al futuro".

Azaad terminó el Mundial luego de perder en el Repechaje ante Mariusz Prudel y Kacper Kujawiak por un lugar en los 16° en un partido muy reñido. Para el entrerriano radicado en Rosario la experiencia de estar en la máxima cita "fue muy buena", y destacó el "clima de laburo". "Fue muy bueno, siempre compitiendo en el alto nivel estás rescatando cosas buenas, malas, regulares, pero lo importante es estar atento a cuáles te hacen mejor equipo y cómo trabajar para transformar todo en bueno. En esta gira logramos un muy buen clima de laburo con Nico Capogrosso y el coach Pablo del Coto. Y el nivel de juego fue creciendo notoriamente", analizó el campeón sudamericano.

Por otra parte consideró que jugar en el mejor nivel del mundo "es una sensación muy agradable",pero aclaró que aún no están satisfechos. "Es una sensación muy agradable. En este nivel constantemente aparecen desafíos nuevos y difíciles. Y sentir que tenemos las herramientas para afrontarlo es muy interesante. De todos modos no estamos conformes, nos gustaría seguir peleando para poder llegar lo más alto posible y que esas herramientas mejoren", señaló el jugador tras su segundo Mundial.

Azaad y Capogrosso tuvieron altibajos en la gira, pero en el medio se consagraron campeones de la etapa del Circuito Checo y un gran rendimiento en el Grand Salam de Polonia. En tal sentido, el cerritense, fue contundente y analizó el proceso. "En cuanto a la gira, la verdad que comenzó con varias pálidas, nos quedamos afuera de Moscú y La Haya por muy poco y fue un golpe durísimo que creo nos afectó en los Major Series de Suiza y Croacia. De todos modos encuentro más que positivo el no haber bajado los brazos y seguir laburando para encontrarle la vuelta. Pienso que lo de Checa y el Grand Slam de Polonia son el resultado de mucho entrenamiento y huevos después de que los resultados nos castigaran un poco. Fue realmente una gira que marchó de menos a más", declaró el jugador.

A los 27 años, Azaad, sigue incorporando experiencia y ante la consulta sobre en qué momento está de su carrera, señaló que está en la mitad del recorrido. "Me siento en el medio, ja. Siento que durante estos años estuve juntando mucha experiencia y entendiendo de qué se trata esto. Es momento de seguir luchando todos los días para ser un mejor atleta y aplicar lo aprendido para meternos más arriba. Este año me volví de la gira muy entusiasmado de cara al futuro", declaró el jugador nacido el 26 de diciembre de 1990.

Luego del desgaste de la gira, el deportista consideró tomarse un descanso para renovarse y pensar "en la temporada que viene". "Ahora descansar unos pocos días, fueron tres meses de gira que, si bien me encanta lo que hago, cansan mucho física, mental y emocionalmente. Así que ni bien recargue las pilas vuelvo a Rosario a entrenar ya pensando en la temporada que viene. Siempre hay mucho por entrenar, así que a encararlo con todo y más", finalizó.



Comentarios