Ovacion
Jueves 20 de Julio de 2017

Lo que deja el fútbol: amigos que no eran tan amigos

La empatía dentro de un plantel entre dos futbolistas puede generar una confianza demasiado cercana con sus vínculos más íntimos. Como por ejemplo sus esposas.

Maxi López-Icardi
López e Icardi eran compañeros en la Sampdoria (en Génova) e incluso llegaron a compartir vacaciones en familia. Sin embargo, su relación terminó cuando Wanda Nara, ex de Maxi, lo dejó por Mauro. De esta pelea nació el término "Icardiar".

icardi1.JPG

Horacio Ameli-Eduardo Tuzzio
En 2005, Eduardo Tuzzio se fue de River, y del país, después de enterarse que su mujer tenía una relación paralela con su mejor amigo y compañero de equipo, Horacio Ameli. Una historia muy similar (aunque anterior) a la marketinera novela López-Icardi
melitu.JPG

Kevin De Bruyne-Thibaut Courtois
Compañeros y amigos durante gran parte de su carrera, la relación entre los belgas se rompió mientras Courtois estaba en el Atlético de Madrid y De Bruyne en el Wolfsburgo. La mujer de De Bruyne, Caroline Lijnen, viajó a España y se vengó de una anterior infidelidad del jugador pasando la noche con su gran amigo. "Me dio lo que Kevin no me había dado en tres años", dijo luego.
afaire.JPG

Diego Simeone-José Luis Pérez Caminero
Un programa español sacó a la luz en la década del 90 un supuesto affaire de Carolina Baldini, por entonces novia de Simeone, con Caminero, su compañero en el Atlético. "Caminero, te fifaste a la mujer de tu compañero", le cantaba la hinchada en aquel entonces.
simeones.JPG

John Terry-Wayne Bridge
Terry terminó de confirmar su fama de mujeriego cuando mantuvo una relación extramatrimonial con la novia de Bridge, la modelo Vanessa Perroncel, mientras eran compañeros en el Chelsea y en la Selección inglesa. Esto motivo la salida de Brigde del equipo londinense y, cuando volvieron a cruzarse en un campo de juego, le negó el saludo.
faire.JPG

fuente Minuto UNO

Comentarios