La Selfie
Domingo 13 de Agosto de 2017

La Selfie: Sebastián Palacios

A los 21 años comenzó a arbitrar en la Liga Paranaense. Hizo todas las categorías y debutó en la B del fútbol local en el 2000. En el 2001 debutó en Primera División. Desde 2015 es el presidente del Colegio de Árbitros de la Liga Paranaense.

Sebastián Palacios nació el 23 de marzo de 1976 en Paraná. Jugó al fútbol en Atlético Paraná y en Palermo donde debutó en Primera a los 17 años. Además fue entrenador de las categorías menores del equipo de barrio Rocamora. Dejó el fútbol y Carlos Martínez lo invitó a hacer el curso y le gustó. A los 21 años comenzó a arbitrar en la Liga Paranaense. Hizo todas las categorías y debutó en la B del fútbol local en el 2000. En el 2001 debutó en Primera División.

Seba dirigió en los todos los torneo del Consejo Federal (Torneo del Interior, Torneo Federal B y A) y en la B Nacional y en Primera fue asistente. Estuvo en el encuentro en el partido Estudiantes de la Plata ante Deportivo Merlo. Desde 2015 es el presidente del Colegio de Árbitros de la Liga Paranaense. Palacios es maestro de educación Primaria y da clases de Ciencias Naturales en primer año de secundaria.


—¿De qué equipo sos hincha? —No lo puedo decir, pero en otra de las preguntas se van a dar cuenta. —¿Un equipo que disfrutaste desde adentro de la cancha como árbitro? —El Instituto de Dybala. Jugaban muy bien.
—¿Un técnico? —Mostaza Merlo, un crack. —¿Una cancha? —El Mario Alberto Kempes, jugó varios partidos ahí. —¿Un Mundial de fútbol? —México 1986. Fue el primer que vi y lo recuerdo. Encima Argentina salió campeón del mundo. —¿Una roja? —En uno de los últimos Sportivo Urquiza-Peñarol que me tocó dirigir. Lo eché al Gato César Goncebat a los 5 minutos del primer tiempo. Penal y expulsión en la cancha de Sportivo. Me acuerdo muchísimo, decí que ganó Sportivo porque sino se iba a poner un poquito complicado.
—¿Un jugador con el que compartiste vestuario cuando jugabas? —Con el Leo Zamarripa, categoría 76. Jugamos en Palermo y en Paraná, un crack.
—¿Un error como árbitro? —Uno muy grande. Fue en la final de la Liga entre Patronato y Sportivo en 2007. Iba ganando Sportivo 1 a 0 y en un córner del lado del asistente 1, cabecean en el primer palo y Brittes la para con la mano. Nos comimos un penal tremendo. No la vi. Y después salió campeón Patronato.
—¿Un árbitro? —Darío Herrera.
—¿Un insulto recurrente que hayas recibido de la tribuna que te haya hecho reír? —Una vez en Piamonte, cerca de San Jorge, Francisco Aguilera que era mi asistente, levantó la bandera para cobrar un offside y nos gritan: "Ojalá que se les caiga el túnel cuando estén volviendo", je. Bastante violento.
—¿Cuál fue el gol que más gritaste? —Acá se van a dar cuenta de quién soy hincha. El gol del Nico Ledesma a Sportivo Patria de Formosa en la final del Argentino A entre Atlético Paraná y Sportivo Patria.
—¿Cuál fue tu primer sueldo y en qué lo gastaste? —A los 18 años entrenaba las inferiores de Palermo y ahí cobraba. Con mi primer sueldo lo fui a ver a Boca el día que volvió Maradona con la franja amarilla en el pelo. Fue 1 a 0 contra Colón.

—¿Cuál es el contacto más groso que tenés en el celular?
—El de Darío Herrera, aparte es un amigo.

—¿Cuáles son los cinco mejores deportistas argentinos?
—Ginóbili, Maradona, Vilas, Agustín Pichot y Luciana Aymar.

—¿Tres del mundo? —Jordan, Maradona y Federer.
—¿Qué es lo que mejor te sale? —Ir de frente. A veces me ha traido un montón de inconvenientes, pero es como me sale.
—¿Que te gusta hacer en los momentos libres? —No tengo mucho, así que me gusta descansar y estar con mi familia.
—¿A qué cosas le tenés miedo? —Que le pase algo a alguna de mis hijas .
—¿Qué cosas te sacan? —La falsedad. —¿Qué cosas te hacen reír? —Un buen chiste, la gente simpática, las reuniones con amigos. —¿Cuál fue tu peor compra? —En Retiro, en uno de mis primeros viajes a Buenos Aires, compré un aparato para ver los codificados y me vendieron un buzón. Nunca pude ver nada. —¿Cocinás? —Sí, me gusta. —¿Una comida? —La boga al verdeo a la parrilla. Me sale muy bien. —¿Un postre? —Helado de chocolate y limón. —¿Una bebida? —El fernet con coca. —¿Qué música escuchás? —De todo. Pero más que nada el rock nacional. —¿Una banda? —Los Stone. —¿Una ciudad? —Paraná. —¿Un lugar para vivir? —San Benito, donde vivo. Un lugar muy tranquilo.
—¿Qué lugar te gustaría conocer? —La zona donde vivió Jesús.
—¿Qué cosas te seducen? —La mirada. —¿Un hombre? —Mi hermano mayor, Fabián. —¿Una mujer? —Mis hijas, Flavia, Betzabé, Serena y Briana.


—¿Cuántos grupos de whatsapp tenés y cuál es el mejor? —Tengo como 25, pero el más importante que tengo ahora es el de la categoría 76. Hay jugadores de Palermo, Paraná. Universitario, Toritos, Patronato... Se llama Catgeoía 76.

—¿Si te obligaran a salir de un grupo de whatsapp, de cuál saldrías y por qué?
—El de los profes de Ciencias Naturales, que es lo que me toca dar en la escuela.
—¿De quién te gustaría tener el número de teléfono? —El del Papa.
—¿Cuántas redes sociales usás y cuál es tu favorita? —Facebook, la única.
—¿Qué pondrías en tu estado de la red social sin inhibiciones? —El corazón sobre todo.
—¿Con quién te gustaría tener una selfie? —No tengo muchas fotos con mi tía Nora que fue como mi vieja y falleció hace un año. Me gustaría tener una foto con ella.
—¿A quién te hubiese gustado sacarle una roja? —A Ponzio, debe varias, ja.





Comentarios