Ovacion
Miércoles 23 de Agosto de 2017

La explicación del médico de la Selección por el uso de medicamentos prohibidos en Sudáfrica 2010

Donato Villani admitió el consumo de todas las drogas que difundieron los hackers rusos, pero aseguró que "fueron utilizadas dentro de la ley con certificación de excepción terapéutica"

Un revuelo internacional se originó dentro del mundo del fútbol tras la filtración de una lista de 25 futbolistas que fueron autorizados a utilizar medicamentos prohibidos durante el Mundial de Sudáfrica 2010.


El grupo de espionaje cibernético Fancy Bears, que ha estado vinculado a Rusia, aseveró que Carlos Tevez, Diego Milito, Gabriel Heinze, Juan Sebastián Verón y Walter Samuel recibieron exenciones de uso terapéutico (TUE) durante el certamen.


Donato Villani, quien fue el médico del combinado nacional que dirigía Diego Armando Maradona, reconoció el consumo de todas las sustancias difundidas por los hackers, pero aseguró que "fueron autorizadas dentro de la ley".


Según este informe de Fancy Bears, Tevez, Verón, Heinze y Samuel habrían consumido Betametasona, un tipo de esteroide (se utiliza por sus propiedades inmunosupresoras y antiinflamatorias). Milito, por su parte, habría utilizado Salbutamol, Budesonida, Betametasona y Formoterol.


"Esto no tiene sentido, si fueron todas cosas que se hicieron bajo las leyes normales. No descubrieron nada los rusos. En cada caso hubo un certificado de excepcionalidad terapéutico. Por ejemplo, el corticoide está prohibido bajo cualquier prestación, salvo la infiltración articular. Si vos pedís un certificado de excepción terapéutico, es porque tenés que hacer la infiltración de la rodilla. La FIFA emite el certificado y lo podés usar", argumentó el doctor.


Villani, en diálogo con Olé, explicó lo acontecido con Milito: "El Salbutamol está prohibido, pero vos, por ejemplo, en ese momento podías certificar que el jugador lo necesitaba por una afección pulmonar crónica, como fue lo de Diego Milito".


"Las drogas fueron utilizadas dentro de la ley con certificación de excepción terapéutica. Todo lo que se usó fue legal. Yo tengo los certificados, como los tiene la FIFA, la WADA (Agencia Mundial Antidoping) y la AFA. Está todo archivado. Fue todo dentro de la ley", concluyó Villani, el representante de Sudamérica en la Comisión Médica de la FIFA.

Comentarios