Diego Maradona
Miércoles 04 de Octubre de 2017

Inglaterra no perdona: "No fue la Mano de Dios, fue la mano de un tramposo"

Pasaron 31 años de aquel partido épico en el que Diego Armando Maradona se convirtió en el máximo ídolo futbolístico de los argentinos tras dejar eliminada a la selección de Inglaterra con dos goles inolvidables: el "gol del Siglo", en el que apiló rivales desde la mitad de la cancha y el más polémico y por el que todavía los ingleses no lo perdonan: el de "la mano de Dios".

Los británicos no pudieron digerir el primer tanto del "Diez", en el que salta a disputar una pelota con el arquero Peter Shilton y de manera sutil, la manda al fondo del arco con un leve golpe de puño que aventajó al arquero.

"No fue la Mano de Dios, fue la mano de un tramposo", aseguró esta semana el exmediocampista de la selección de Inglaterra, Peter Reid, quien formó parte del equipó que quedó eliminado esa tarde en el estadio Azteca de México.

Peter Reid señala la mano con la que Maradona anotó el primer gol ante Inglaterra en el Mundial de México 1986.

Embed

"Cuando duermo sigo teniendo pesadillas sobre el día en que Inglaterra fue engañada", aseguró el exfutbolista al diario británico Daily Mirror en el marco de la presentación de su biografía. "Nunca pensé que un solo partido de fútbol podría tener un efecto tan decisivo en mi vida", reconoció.

Reid pudo reunirse con Maradona muchos años después de ese partido, momento que fue registrado en una filmación en la que el inglés besó la famosa mano con la que el extécnico de la Selección Argentina anotó el primer tanto que dejaría afuera del Mundial a los ingleses. No obstante, el tiempo no curó las heridas: "No la llamo la Mano de Dios, fue la de un tramposo", sostuvo al medio inglés.

"Lo vi años después en Dubai. Fui a hablarle junto al intérprete y le mordí la mano. Mucha gente se confundió y pensaron que se la estaba besando como un acto de perdón, pero en realidad estaba tratando de arrancarle un pedazo", afirmó.

"Puedo decir sin miedo que Diego Maradona es un tramposo. Su falta deliberada dañó injustamente a Inglaterra. Hay límites entre los hechos aceptables de un deportista y él los cruzó", finalizó.

Comentarios