Copa Libertadores
Miércoles 28 de Junio de 2017

Independiente empató con Lanús y no clasificó a la Libertadores

Independiente empató esta noche 1 a 1 con Lanús y no logró la clasificación a la Copa Libertadores 2018. El partido se jugó en Avellaneda y los goles los marcaron Emiliano Rigoni (36m. 1T) para el local, igualando Nicolás Aguirre (14m. 2T). Ezequiel Barco, de Independiente, marró un tiro penal (29m. 2T).

La Copa Libertadores no lo tendrá al más ganador de la historia, Independiente, en la edición del año próximo, porque el empate en un tanto frente a Lanús, en Avellaneda, lo dejó un punto por debajo de Banfield, el quinto y último en clasificar junto a Boca, River, Estudiantes y el clásico rival del 'rojo', Racing Club.


Independiente viajó por el campeonato siendo más efectivo como visitante que como local, al punto que en esta última condición solamente ganó dos partidos en este segundo semestre de la temporada, y esa historia se transformó hoy en su karma ante un Lanús que finalizó el partido con 10 hombres y su arquero, Esteban Andrada, al que fue a ver el técnico del seleccionado argentino, Jorge Sampaoli, atajándole un penal al pibe Ezequiel Barco y convirtiéndose además en la figura de la cancha.


El técnico Ariel Holan apostó a los pibes y ellos sacaron la cara por él y por el equipo, pero también lo terminaron condenando esta noche, en instancia definitoria, porque a ese penal mal ejecutado por Barco que Andrada contuvo adelantándose y arrojándose hacia su derecha, lo precedió una mala salida del chico Alan Franco, un juvenil volante central devenido zaguero, que fue aprovechada por Aguirre para lograr la paridad definitiva justo en el día de su 27mo. cumpleaños.



Embed



Claro que todo esto ocurrió en el segundo tiempo, que Independiente dominó de principio a fin pero, también como de costumbre cuando juega de local, careciendo de efectividad para capitalizar las numerosas ocasiones de gol que genera.


Ese predominio fue una extensión de lo acontecido en la segunda mitad de la primera etapa, que Independiente también manejó con buen fútbol, profundizando por los costados y exigiendo al arquero visitante de continuo cuando la última línea fallaba.


El único momento de color 'granate' que tuvo el partido comprendió los primeros 20 del período inicial, cuando el mano a mano entre Lautaro Acosta y Fabricio Bustos, otro al que fue a observar Sampaoli, lo ganaba con asiduidad el 'Laucha'.


Pero después apareció en escena Emiliano Rigoni, el nuevo Ángel Di María para Sampaoli, que hoy estuvo en la lista de los 'mirados' (el cuarto y último de esa nómina fue el volante central visitante Iván Marcone), y con su velocidad y el notable manejo que tiene de ambos perfiles se volvió incontenible para la última línea de Lanús.


Y en medio de su mejor momento y el de su equipo, el cordobés clavó un derechazo inatajable contra el palo izquierdo de Andrada para poner en ventaja al 'rojo' y abrir el cofre de los sueños libertadores en el estadio que evoca su signo distintivo.


Esta posibilidad, acrecentada por tener a Lanús con 10 hombres y disponer además de un penal a favor, también contó con repetidas acciones de riesgo que la defensa 'granate' solventó en su propia área chica, algunas veces con Andrada volando de palo a palo y otras con rechazos 'in extremis' de sus jugadores de campo.


Así se diluyeron entonces las esperanzas de Independiente, que terminó sexto en las posiciones y es el primer clasificado a la Copa Sudamericana pero con la chance de sumarse a la Libertadores si esta de 2017 es ganada por River Plate.


Para el Lanús de Jorge Almirón, que fue recibido con indiferencia por la hinchada 'roja', el lugar en la Sudamericana ya estaba asegurado de antemano, aunque también puede acceder a la Libertadores si obtiene la edición de este año.



Fuente: Télam

Comentarios