Patronato
Martes 30 de Mayo de 2017

"Hubiese sido más fácil irnos en diciembre"

Rubén Forestello aceptó el desafío de seguir en Patronato sabiendo que no tendría grandes refuerzos.

Un intercambio de mensajes fue suficiente para concretar la cita. Sin dudar Rubén Forestello aceptó el desafío de Ovación para tener un cara a cara en la previa de la práctica de ayer. La Capillita fue el lugar de encuentro. En la charla mantenida el entrenador descartó la posibilidad de un retiro de Patronato previo a la culminación del contrato: "Hubiese sido fácil irnos en diciembre", afirmó. La confrontación del encuentro con Deportivo Morón y la visita con carácter de final el lunes ante Quilmes fueron otros de los temas abordados en la charla.

La realidad marca once encuentros sin triunfos y una reciente goleada como local ante Godoy Cruz; sin dudas que es difícil de sobrellevar el momento que atraviesa Patrón: "Ya me ha tocado pasar momentos difíciles como este. Con respecto al partido con Godoy Cruz creo que en los primeros 20' hicimos los que planeamos porque presionamos bien, sacamos ventaja con Lautaro –Comas– por derecha. El error fue no poder convertir y a aprovechar un par de pelotas paradas que tuvimos cerca del área. A partir de que Godoy Cruz se puso 2 a 0, se puso todo muy cuesta arriba. En lo que respecta a la racha sin ganar existe y tiene sus razones. No tenemos la fortaleza de local que poseíamos antes, somos un plantel con poco recambio. Pero son riesgos que tomamos, sabiendo cuales podían ser las consecuencias. Hubiese sido fácil para nosotros irnos en diciembre cuando supimos que tendríamos bajas y que resultaría difícil reforzarse. Estamos acá para seguir trabajando y obtener los puntos que sean necesarios para dejar a Patronato en Primera A", sostuvo.

El fútbol argentino se distingue, entre otros aspectos, por un resultadismo marcado. A pesar de ello la dirigencia Rojinegra no duda en sostener al Yagui en el cargo: "Sucede que el cuerpo técnico que encabezo siempre fue muy respetuoso de las ideas de los dirigentes. De nuestro lugar entendimos que la situación económica ameritaba no endeudar a la institución, sabiendo que complicaciones como la que hoy tenemos podían suceder. Ante la falta de resultados lo primero que surge es el cuestionamiento hacia el entrenador. Los dirigentes de Patronato valoran el trabajo que hacemos y de nuestro lado valoramos que se mantengan tranquilos y no pierdan la cabeza. Hoy lo más importante es sostener al futbolista y hacerle entender la importancia de los partidos que nos quedan en el torneo", acotó.

Sobre si en algún momento pensó en renunciar, respondió: "No. Lo pudimos hacer en diciembre y no lo hicimos. Hoy creo que ya es demasiado tarde. Si viera que los jugadores que son los que afrontan esta realidad no respondieran desde el respeto, la entrega del día a día sería distinto. Hoy nos preocupamos y ocupamos para obtener los puntos suficientes para asegurarnos la permanencia. Estamos bien cuando jugamos de visitante, pero de local no solamente hemos perdido muchos puntos sino también esa capacidad que mostramos de desbordar por momentos a los rivales", aseguró.

De la trascendencia que se le da al cotejo con Deportivo Morón por los 32avos de la Copa Argentina, esgrimió: "Vamos a viajar con 22 futbolistas, pero sabiendo de antemano que el que no esté en plenitud física no lo vamos a arriesgar. Vamos a tratar de presentar lo mejor para ganar el partido con Morón, pero sabiendo que lo más importante para Patronato es el partido con Quilmes".

El vínculo entre Forestello y el Santo culmina en último día de junio. De la chance de renovar con el Negro en Primera, dijo: "Lo primero es lograr el objetivo de seguir en Primera. Hace dos meses atrás todo estaba dado como para que a esta altura estuviera definida la continuidad y que todo lo que no se utilizó en diciembre sirviera para ir armando entre junio y julio un nuevo proyecto deportivo. Estimo que se necesitarán 10 o 12 jugadores más para tener un plantel de 30 o 32 jugadores. Pero hoy solamente pensamos en el partido con Deportivo Morón y lograr la permanencia".

CON RESPALDO. Más allá de que son once los partidos sucesivos en los que Patronato no logra un triunfo, la continuidad de Forestello no es un tema que figure en la agenda de la comisión directiva. "La continuidad del entrenador no se discute hasta fin de campeonato", expresó una alta fuente dirigencial ante la consulta de UNO.



***
Descartados para la Copa



En la mente de Rubén Forestello ronda la idea de no arriesgar a aquellos jugadores que no estén en plenitud física para el partido con Deportivo Morón por los 32avos de la Copa Argentina.

Walter Andrade, ausente ante Godoy Cruz, padece un pequeño desgarro y es baja segura frente al Gallito.

Otro que arrastra dificultades es Marcelo Guzmán –reemplazado en el entretiempo con el Tomba–. El Chelo padece una dolencia en el isquiotibial de la pierna derecha.

Tampoco sería de la partida, el jueves en cancha de Banfield, Alejandro Gagliardi.

La determinación de cuidar jugadores evidencia que lo más importante para Patrón es el cotejo frente a Quilmes.

HORARIO DEFINIDO. Desde el Departamento Prensa de Patronato se informó que el partido correspondiente a la 27ª fecha del Torneo de la Independencia de Primera División A ante Quilmes, se jugará el lunes desde las 19 en el estadio Centenario. Desde el miércoles en conjunto Rojinegro concentrará en Buenos Aires.

GANÓ LA RESERVA. La Reserva de Patronato tuvo su reencuentro con el triunfo ayer cuando superó a Godoy Cruz por 2 a 0. Dalmiro Dettler y Mauro Marconato anotaron los goles. El encuentro se jugó por la mañana en el Grella.




Comentarios