Básquet
Viernes 14 de Julio de 2017

"Estar en la Mayor es hacer un doctorado"

Maxi Seigorman viene de dirigir un gran Mundial U19 y ahora será parte del staff de la Selección. "Es un orgullo", dijo.

Maximiliano Seigorman está de regreso en Paraná luego de dirigir el Mundial U19 en El Cairo, Egipto donde logró el octavo puesto. Desde 2011 la Selección Argentina de básquet no lograba meterse entre los ocho mejores del mundo. Y en tal sentido para el entrenador fue una experiencia "muy buena" y remarcó que se pudo jugar "de igual a igual" ante las grandes potencias del mundo.

Asimismo confió que el gran desafío para el futuro es trabajar en la parte "física-técnica" para transformar jugadores "versátiles" para el básquet argentino.

El coach, con apenas 40 años, tendrá un año movidito porque su próximo desafío será formar parte del cuerpo técnico de la Selección Mayor que concentrará a partir del 30 de julio de cara a la participación en la AmeriCup. Y en la lista que dio Sergio Hernández estarán nada más ni nada menos que Luis Scola. "Para mi será un orgullo", declaró el DT que comenzara su carrera en el Centro Juventud Sionista.


—¿Cómo definís la participación en el Mundial?
—Es una experiencia muy buena. Ahora con este nuevo formato y la posibilidad de formar chicos hacia al futuro de la Selección Mayor, estamos contentos porque le pudimos jugar de igual a igual a las potencias y hay momentos donde los pudimos dominar. Nos quedamos con el sabor amargo de no haber metido algunos de los juegos finales y haber tenido record positivo. Pero bueno, hace tres años atrás esto era mucho más difícil y es un primer paso y eso está bueno.


—¿Y en lo personal?
—Muy contento porque cada vez que salís a representar al país se nota, se siente... en todo. En los mensajes, en la gente que apoya y eso me llena de orgullo porque además de vivir de lo que nos gusta, lo puedo disfrutar.


—¿Después del último partido declaraste que hoy por hoy hay que tener jugadores versátiles o sea se debe trabajar en un jugador que pueda jugar en cualquier puesto de la cancha?
—Sí, hoy estamos haciendo análisis de situaciones y los jugadores top de Europa de las mejores camadas con las que nos medimos, quizá tengan la misma talla que tenemos nosotros, tal vez un par de centímetros más que nosotros, pero en kilos que, son traducidos a la versatilidad, son entre 10 y 15 kilos más. Tenemos esa diferencia puesto por puesto. Y eso se traduce en la potencia y la fuerza. Son más dinámicos, más versátiles y tienen más potencia. Hoy casi no existe el centro que jugaba de espalda al aro. Por eso tenemos que empezar a trabajar con los chicos para tratar de suplir esa falencia y cuando lleguen a U19 estén mucho mejor y a partir de ahí crecer para transformarse en profesionales. Hoy estos chicos lo van a hacer en los próximos años y seguramente se van a equiparar al resto, pero nos va a costar un tiempo más.


—¿Ese es el gran desafío del básquet formativo?
—Sin dudas. Primero los chicos se deben convencer ellos mismos y después asesorarse por gente capacitada para poder trabajar. Argentina tiene muy buenos entrenadores, pero hoy debemos mejorar el área física-técnica. La talla está, pero tenemos que trabajar en kilos, postura correcta y después técnicamente tenemos que pulir detalles. Porque cuando vas a estos torneos, los detalles marcan la diferencia. Nosotros terminamos perdiendo por detalles.


—¿Cómo recibiste la convocatoria para ser parte del cuerpo técnico de la Selección Mayor?
—Trabajar con estos monstruos de la Selección Argentina, tanto con jugadores como con el cuerpo técnico encabezado por Sergio Hernández y Silvio Santander, es un orgullo. Es como hacer un doctorado para aquellos que estudiaron carrera. Es el lugar en donde muchísimos quieren estar y estoy muy contento por esta posibilidad y espero poder disfrutarlo con seriedad y profesionalismo tratando de que sea una paso hacia el futuro.


—¿Cómo fue el momento en el que te convocaron?
—Hace tiempo tuvimos reuniones con Sergio Hernández. Porque él está muy involucrado en el básquet formativo y está muy contento con el trabajo de nosotros y es una persona muy abierta por lo que significa un orgullo que pueda confiar en nosotros.


—Vas a tener a cargo uno de los mejores jugadores de todos los tiempos como Luis Scola, eso te debe hacer un ruidito en la panza.
—Sin dudas, porque todo lo que uno conoce y sabe de él es que es un profesional fuera de serie y lo más importante es tratar de que esto que él hace permanentemente lo podamos volcar a los más chicos. Sacarle provecho de marcarle el camino. Será un orgullo estar a la par de él y seguro voy a aprender un montón de cosas.


—De ahí te vas a China. Otro desafío.
—Me toca viajar a un torneo con una categoría Sub 23, así que voy a tratar de aprovecharlo al máximo porque son posibilidades que a uno le permite además de disfrutar del básquet, conocer otras culturas y eso está bueno.



Comentarios