Básquet
Miércoles 12 de Julio de 2017

"Es triste que la gente no apoye a Patronato"

Juan Cantero habló de todo. Cuestionó la indiferencia del paranaense, bancó el proyecto de Echagüe en la Liga a pesar del descenso. Sueña con ser campeón con Atenas en la próxima temporada y le envió un mensaje a las promesas del básquet de la ciudad.

Maduro y reflexivo. A dos meses de cumplir 35 años, Juan Cantero está de paso por Paraná luego de haber jugado la final de Conferencia con San Martín de Corrientes y tras un año protagónico como en sus mejores épocas.


Su gran temporada en la Liga Nacional lo llevó a que Atenas vuelva a poner los ojos en él como en aquella Liga en la cual llegó a jugar la final de 2010. El Griego quiere volver a los primeros planos y Juan a ser el conductor del equipo más ganador del básquetbol argentino. "Por suerte tuve un gran año", señaló ayer en su visita a la redacción de UNO junto a su hija Amalia.


Pero más allá de su presente, el base que jugara en la Selección Argentino, analizó la realidad deportiva de la ciudad que lo vio nacer y crecer. Sostuvo que el paso de Echagüe por la Liga Nacional fue "muy positivo" a pesar del descenso y lo argumentó. Al mismo tiempo remarcó que la ciudad va a "lamentar mucho" no tener la máxima categoría luego de 11 años y envió un mensaje para los amantes del fútbol. Hizo una analogía con lo que pasa con Patronato y fue al hueso. "Ojalá que no pase, pero el día que Patronato no esté en Primera lo vamos a lamentar", tiró.


—¿Cómo fue volver a los primeros planos?
—Por suerte tuve un gran año, el año anterior en lo personal había sido bueno, pero el hecho de pelear por el descenso con Lanús, por ahí no plasmó lo que había hecho. Pero este año se dio en un plantel donde había muchos buenos jugadores y manejar el equipo fue muy positivo. Lo único negativo es que nos quedamos con sabor amargo de no haber podido llegar a la final que era el objetivo que nos habíamos planteado todo el año.


—¿Volvés a Atenas para ser campeón?
—Ojalá. Hoy hay un equipo superdominante como San Lorenzo y pienso que va a haber 10 equipos más que van a apostar a llegar a una final. Hoy la Zona Norte está demasiado pareja y el nivel deportivo es muy alto y decir vamos a llegar a la final o vamos a salir campeón es un poco jugado. Por ahí en diciembre o en enero te puedo dar un panorama mejor. Hoy por hoy los equipos no están armados; sí el club apuesta a estar en los primeros planos.


—¿Qué opinión tenés de la experiencia de Echagüe en la Liga?
—Lo veo muy positivo porque se vio a una institución muy popular en el básquet y jugó algunos partidos con la cancha llena como no pasaba creo que desde la final del Argentino de 2001. Hay muchas cosas positivas, obviamente que con el diario del lunes y con el descenso generalmente se ve todo lo negativo. Pero se apostó a permanecer y el mensajes desde el primer día fue salir 19 y creo que en eso lo defiendo a muerte. Lamentablemente no se dio y después puede haber un montón de detalles negativos en la formación del plantel, el acompañamiento de la gente...


—Finalmente Paraná no tendrá este año la Liga luego de 11 años, ¿qué opinás?
—Vamos a lamentar mucho esto. Tengo una opinión muy crítica de la ciudad, sobre la gente del básquet y en general. No acompañamos y una muestra será este año cuando no podamos ver la Liga Nacional y los jugadores de la Liga. Pasa lo mismo con Patronato. Desde que tengo memoria que mi papá me llevaba a Patronato y me contaba historia de Patronato y Paraná. Y todos siempre hicimos fuerza para que Patronato suba y hubo mucho esfuerzo. Y pasaron tres temporadas y veo por la tele, porque estoy afuera, que juega con 5.000 personas. Es muy triste que la gente no lo apoye. Y el día que no esté lo vamos a lamentar. Ojalá que no pase, pero cuántos años estuvimos rogando tener un equipo en Primera y hoy no lo disfrutamos.


—¿Por qué pensás que pasa esto?
—Un poco porque la sociedad es exitista y otro porque acá no defendemos lo nuestro. Tenemos que apropiarnos de las cosas de acá. Hoy no tenemos Liga y espero que no pase con Patronato. Es la oportunidad de empezar a valorar.


—¿Sucede lo mismo en otros lugares donde jugaste?
—Tuve la oportunidad de jugar en Santiago del Estero, Córdoba, Corrientes y no pasa lo mismo. La gente tiene sentido de pertenencia. Inclusive pasa que la gente del básquet de otros clubes va a apoyar al equipo que representa a la ciudad. En un momento pasó acá. Nosotros cuando jugábamos en Rowing íbamos todos a ver a Echagüe y hoy creo que no pasa. Los jóvenes tal vez están en otra cosa y la gente grande o no tiene un mango o prefiere hacer otra cosa. Pero se perdió disfrutar del buen nivel en el básquet y en el fútbol. Y estamos hablando de tres temporadas de Patronato, no de 15.


—¿Te imaginás jugando de vuelta en Paraná?
—En un momento de la temporada sí y justo estaba Echagüe. Pero hoy por hoy cuesta visualizar algo en un futuro. Por ahí con Echagüe en la Liga me gustaba mucho la idea de volver y estar acá y tener un par de años en Paraná y terminar. Hoy no. Es muy duro ascender y la verdad que no lo veo.


—¿Cómo ves esta generación de chicos de la ciudad que están surgiendo como el caso Pividori, Scacchi, Varisco y Matute Solanas, por citar algunos de los que ha llegado a la Selección?
—Se disfruta mucho. Los sigo, pero al único que conozco es a Matute. Lo principal es mantener los pies sobre la tierra. Hay muchos representantes, tentaciones y gente que los hace ilusionar con jugar en la NBA y en el camino se pierde mucho. Ojalá se rodeen de gente que los tranquilice. Sé de Matute porque lo tiene al padre Male y entiendo cómo se maneja y está muy bien. Tienen que salir laburando y hay que seguir trabajando. Y vuelvo a lo de antes. El poder de los chicos de visualizar una Liga Nacional acá ahora no está y hay que recuperarlo. Para nosotros cuando éramos chicos jugar la Liga era un sueño y eso se ha perdido.



--> La frase: "Vamos a lamentar mucho no tener la Liga Nacional en la ciudad. Tengo una opinión muy crítica de Paraná, no acompañamos".

Comentarios