Fútbol
Martes 30 de Mayo de 2017

Entrerrianos distribuidos en cada rincón de la tierra

Veintisiete futbolistas nacidos en esta provincia jugaron durante el año en diferentes ligas del planeta.

Durante el primer semestre del año en distintos puntos del planeta hubo, al menos, 2.404 futbolistas argentinos según un informe realizado por el portal futbolistasaxem.com.ar. De esa cifra 27 son entrerrianos que están distribuidos en cuatro de los cinco continentes.

En la nómina aparecen figuras que supieron vestir la camiseta del seleccionado argentino, de equipos poderosos del país y otros que defendieron los colores de un equipo de la capital entrerriana en torneos nacionales. También figuran nombres que son desconocidos para el apasionado por esta disciplina.

África es el único territorio que no cuenta con un representante de esta provincia. El resto de los continentes tiene, al menos, un exponente entrerriano.

Joaquín Larrivey es el único entrerriano que forma parte del fútbol asiático. El delantero oriundo de Gualeguay se sumó a principio de este año a Jef United de Japón, donde es dirigido por Juan Antonio Pizzi. Bati lleva disputado 14 encuentros y anotó dos conquistas en la Liga J2 (segunda división del fútbol nipón).

En Oceanía existe un club donde la mayoría de los integrantes son argentinos. Se trata de Waiheke United, que milita en el ascenso de Nueva Zelanda. La Legión nació a través de un viaje turístico de tres argentinos. Descubrieron una cancha en medio de una montaña de una isla paradisíaca. Se interesaron en el club hasta formar parte del mismo. Este año contó con la participación de Cato Barreto, nacido en Gualeguaychú.

En Europa. Dos entrerrianos son reconocidos por su participación en las ligas más poderosas. Uno de ellos es Facundo Roncaglia. El oriundo de Chajarí arribó a mediados de 2016 al Celta de Vigo y fue pieza determinante del equipo que llegó a semifinales de la Europa League. Durante toda la temporada Jugó 49 partidos, 4046 minutos y marcó 3 goles.

Otro entrerriano que formó parte de una liga poderosa del Viejo Continente es Wilfredo Caballero. El de Santa Elena le arrebató el puesto al chileno Claudio Bravo en el cierre de la temporada, aunque dejará de formar parte del conjunto ciudadano cuando terminé su contrato el próximo 30 de junio.

La mayoría de los entrerrianos que juegan en Europa lo hacen en el ascenso. El paranaense Fabricio Bovolini lleva varias temporadas en la segunda división del fútbol de Andorra. En la actualidad se encuentra en La Massana. El uruguayense Diego Rouggier, ex-Gimnasia y Esgrima y Atlético Uruguay, defiende la valla del ASKO Oedt, en la cuarta división del fútbol austríaco.

A los 39 años el ex-Patronato José Tabares juega en el ascenso español. El de San Gustavo integra el plantel de CF Borriol, en la cuarta división. Una categoría inferior se encuentran Matías Campostrini y Nicolás Antigüedad Correa. Los naturales de Gualeguaychú forman parte del Atlético España del Cueto.

En Italia, el uruguayense Horacio Erpen es una de las piezas del Arezzo, en la tercera división. En la quinta división se encuentra el nogoyaense Marcos Bolzán, que jugó en Primera División con la camiseta de Unión de Santa Fe. En la misma división el paranaense Jesús Vicentín integra el plantel del Cittanovesse. Mientras que en Portugal el paranaense Dante Urdich forma parte del Os Armacenenses.

En América. Con poco espacio en River Plate Mauro Díaz buscó nuevo horizontes y emigró a Estados Unidos. El uruguayense lleva cuatro temporadas FC Dallas, en la Major Soccer League. En ese país norteamericano también se encuentra el paranaense Elías Jordán, quien juega en East Los Ángele Hueskies, en el fútbol universitario.

La Liga Mexicana cuenta con tres entrerrianos. Paolo Goltz integra el plantel de América, uno de los pesos pesados del fútbol azteca. Facundo Erpen, con pasado en las formativas de Boca Juniors y Juventud Unida de Gualeguaychú, juega para el Morelia. Mientras que el colonenses Federico González, ex-Tigre e Independiente, se sumó a principios de 2017 al Puebla.

En Centroamérica se encuentra el exarquero de Defensores de Pronunciamiento Jonathan Rougier, quien tras los ascensos con el Depro probó suerte en Honduras, donde defiende la valla de Motagua. El concordiense Lucas Rivero, ex-Libertad de Concordia, juega en Universidad de El Salvador. Un histórico del futbol costarricense es Pablo Gabas Antonio. El paranaense es el referente de la Liga Deportiva Universitaria Alajuelense.

América de Cali vivió su calvario futbolístico al descender a mediados de 2011. Tuvo que esperar más de cinco años para recuperar su lugar en Primera División. El equipo que perdió cuatro finales de Copa Libertadores cuenta en su plantel con el de Gualeguaychú, Diego Herner. También en Colombia se encuentra el uruguayense Germán Caffa.

El fútbol boliviano cuenta con dos entrerrianos. Marcelo Aguirre, nacido en Victoria y con pasado en Rosario Central, integra el plantel de Guabirá. Mientras que el vialense Lisandro Alzugaray cerró su ciclo en Atlético Paraná para escribir su primera experiencia internacional con San José Oruro.

El ex-Patronato Santiago Fogst retornó a Uruguay, donde escribió la mejor parte de su carrera. El marcador central se sumó a principio de años a El Tanque Sisley, donde disputó 16 encuentros y anotó dos goles en lo que va de la temporada. Mientras que el Chile se encuentra Ricardo Noir jugando para Universidad Católica.



Comentarios