Fútbol
Viernes 02 de Junio de 2017

Entrena a los arqueros del presente y del futuro

Julio Giacomelli vuelca su experiencia y trabaja con guardametas de la actualidad y con chicos que recién empiezan.

Julio Giacomelli es un arquero con gran trayectoria en el fútbol de Paraná y a los 42 años sigue vigente entrenando a otros colegas en la cancha auxiliar del club Ministerio. El guardameta que se destacó en el elenco de Villa Almendral estuvo ligado al fútbol alrededor de 25 años y ahora se encuentra alejado de la actividad oficial, pero sigue relacionado con su pasión. Giacomelli es uno de los integrantes del cuerpo técnico de Oro Verde, elenco que milita en el ascenso de la Liga Paranaense de Fútbol. El histórico, con su "locura linda", aporta su granito de arena entrenando con trabajos específicos a otros arqueros.

"Siempre soñé con esto, quiero dejar algo en los arqueros de la Liga. Muchos que llegaron al profesionalismo no fueron entrenados de la manera que nosotros trabajamos y les costó mucho adaptarse. Yo me voy capacitando todos los años, es una profesión que va creciendo y mucho. Con el correr de los años van apareciendo nuevos ejercicios y hay que adaptarlos a nuestra ciudad", dijo Giacomelli.

En los entrenamientos, que se realizan lunes y miércoles en cancha de Ministerio, hay arqueros de la LPF, Paraná Campaña y torneos libres. Entre ellos: Renzo Correa, Axel Fischer, Leo Luna, Hugo Suárez, Gustavo Márquez, Cristian Bizai y Jonathan Blanco. Además, están los juveniles que buscan seguir creciendo y sueñan con llegar lejos.

El histórico guardameta tuvo la oportunidad de vestir la camiseta de la Selección Argentina, defendiendo los colores en el Mundial 2006 con el plantel de Los Murciélagos. "Para los que no saben, el arquero es vidente y Dios me dio la oportunidad de formar parte de un Mundial. Fui campeón del mundo y eso no se va a borrar jamás, fue una experiencia muy linda", comentó Julio sobre su paso por el equipo argentino de ciegos.

La pasión por el arco no se termina y lo demuestra día a día en sus trabajos. Él reconoce que el puesto se vive de manera diferente y muchas veces son los más criticados. Hay un dicho muy viejo que dice "arquero se nace, no se hace" y Julio Giacomelli habló de esta frase: "Antes seguramente era así, hoy es muy distinto. Cualquier persona que tenga técnica y teniendo un buen entrenamiento puede llegar a lucirse en el arco. Nunca me voy a cansar de decirlo, tenemos un arquero en Primera que salió de nuestra liga. Sebastián Bértoli llegó a donde está trabajando diariamente y mejorando con entrenamientos específicos. A los dirigentes de los clubes profesionales de la ciudad decirle que empiecen a fijarse en el trabajo que vienen haciendo los arqueros de la ciudad y que dejen de contratar arqueros de afuera".

Julio se alejó de la práctica del fútbol de un día para el otro, y se dedicó a entrenar a colegas. Nunca más jugó, aunque le quedan ganas.

"Pensé que iba a sentir las ganas de volver rápido, por ahora no se me cruza por la cabeza volver a las canchas. Soy joven y tengo muchas cosas para dar. Fueron 25 años con el buzo de arquero y eso no se olvida, ahora quiero enseñar lo que aprendí y sigo aprendiendo. El bichito por ahora está dormido", finalizó.



Comentarios