Fútbol
Lunes 14 de Agosto de 2017

Entre el Ciruja y el Lobo uruguayense

Luciano González repasó su recorrido en San Martín de Tucumán y recordó su paso en Gimnasia.

Luciano González. Lucho para los hinchas de Gimnasia de Concepción del Uruguay, de San Martín de Tucumán, para los futboleros, para los uruguayenses, los dos clubes donde dejó una gran huella defendiendo sus trapos, en las bravas canchas del ascenso del interior.
Su último sprint en el Santo tucumano fue apuntalar a un equipo que peleaba por mantener la categoría. El objetivo se cumplió y marcó también la despedida del jugador surgido de las inferiores de Rivadavia de La Histórica. Diego Cagna, el técnico del equipo tucumano realizó un recambio en el plantel y se desprendió de los referentes, entre ellos Lucho.
Hoy, ya más tranquilo, arrancó otra pretemporada en Juventud Antoniana de Salta, dejando recuerdos imborrables en el Ciruja, como lo grafican sus hinchas ante su partida. En su Facebook personal, recibió saludos, agradecimientos, todos con un dejo de nostalgia por el gran defensor que no tendrán más.
Desde el jardín de la República, González comienza a contarle sus sensaciones a Ovación: "Tristeza y alegría una mezcla de todo. Pero feliz porque en un año y medio sacamos a San Martín del Federal A, conseguimos el objetivo de mantener la categoría, ganamos los clásicos. Es una lástima que se desarme un gran grupo humano. Pero el Fútbol es así, tiene estas cosas".
Formó dupla con defensiva con Juan Monge (hoy como técnico en Engranaje) y cerró con Alexis Ferrero como compadre en la zaga. Esas duplas, esas presencias por años en el permiten afirmar que es su lugar en el mundo el Santo: "San Martín es mi club y me siento muy identificado. En San Martín pasé momentos muy lindos y también momentos difíciles, pero siempre salimos adelante. A San Martín lo hace grande la gente, que es muy pasional y te hacen sentir el amor por donde vayas, sea en Tucumán o en cualquier lado del país. Siempre hay un hincha con la camiseta roja y blanca. ¡En San Martín encontré la mejor hinchada que hay en la Argentina! Eso lo hace diferente al resto de los clubes".
EL LOBO. En la charla aparece Gimnasia, como debe ser, porque fueron también muchos años, algunos regresos y muchos padecimientos también "Gimnasia está dentro de mi corazón. Es un club que quiero mucho. En lo económico, en Gimnasia siempre la pase mal. Pero siempre deje todo cuando me tocó jugar".
Lucho se calzó la camiseta en los años post Nacional B, cuando el club quedó con las arcas vacías y con los pibes de las inferiores (él, entre ellos) haciéndose cargo de la situación. Por eso, su análisis sobre el Lobo y lo que vivió lo llevó a responder con lucidez y autoridad: "No sé si no fui valorado. Creo que al jugador de Concepción, siempre, no se lo valoró de la misma forma que el refuerzo que llega desde otros clubes. Y siempre termina jugando el de CDU. Ahora creo que se lo está valorando mucho más por lo que hablo con algunos chicos. Hay muy buenos jugadores en la zona".
Desde su experiencia, afirma que "tienen que armar un equipo que se identifique con la gente. Ahora está Leguizamón, Nico Torres y jóvenes con un muy buen futuro, como Leo López, Griego, Monge. Por ahí me olvido de otros gurises, pero hay apostar a la gente de Concepción. Gimnasia está dormido, pero algún día se va despertar".
REFERENTES. La extensa y rica carrera de Lucho le permitió jugar y relacionarse con muchas personas del fútbol. Por eso, remarca a mucha gente: "Juan Carlos Elías de Brown de Arrecifes, al Tata Martino, el técnico que me hizo debutar en primera. Darío Forestelo, Sebastián Pena, Juan Monge, Lalo Colombo, Ratón Ibáñez, Cristian Zarate, El Negro Leguizamón, Tano Oyarbibe. Me quedo corto con todos. Catriel y Hernán Orcellet, el Noni Alba, Rodrigo Berón, Pablo Cantero, Juan Monge. Ahí, hacemos una hacemos línea de 2 atrás con Monge".
El recuerdo final para su familia. "Mis viejos me apoyaron para que pudiera hacer lo que más me gustó siempre". Y el deseo, para cerrar la charla: "Siempre sueño con volver a Gimnasia y salir campeón".

Comentarios