Automovilismo
Lunes 12 de Junio de 2017

El tremendo vuelco en una carrera en Las Termas de Río Hondo

El auto de Luis Castelli salió de la pista y se fue al pasto para dar ocho tumbos hasta detener su marcha.

La jornada dominguera con muchas definiciones arrancó con un vuelco de película, durante la final de la categoría Fiat Abarth Competizione.


En la vuelta inicial de la carrera, el auto de Luis Castelli salió de la pista y se fue al pasto, para dar ocho tumbos hasta detener su marcha.


El auto quedó dado vuelta y el piloto pudo abrir la puerta y desprenderse el cinturón de seguridad.


Pese al humo, la máquina no se prendió fuego y los rescatistas demoraron un par de minutos en sacarlo del interior del auto.


Embed



El médico Peralta, de la Asociación Argentina de Volantes, fue uno de los primeros en asistirlo. El piloto salió un poco mareado y con algunos golpes solamente.


Sin dudas fue la acción más dramática que tuvo la jornada del automovilismo ayer en el autódromo de Las Termas de Río Hondo de Santiago del Estero.

Se indicó que el piloto debió pasar por un momento muy difícil, sobre todo cuando desesperadamente trataba por sus propios medios de escapar del vehículo, por temor a consecuencias mayores.


Embed



Duras imágenes


La cámara del habitáculo mostró cómo el protagonista del accidente pedía a gritos a los equipos de asistencia a que lo ayudaran a salir ante la posibilidad de que el vehículo se prendiera fuego.


Por fortuna nada de esto pasó y los rescatistas lograron manejar la situación sin ningún tipo de peligro.


Castelli, más allá de la difícil situación que le tocó atravesar, estuvo consciente aunque jamás olvidará ese momento que preocupó a todos en el autódromo internacional.



Comentarios