Fútbol
Martes 29 de Agosto de 2017

El Pelado ingresará mañana al quirófano

Iván Furios será intervenido de una fractura en el quinto metarsiano de su pie derecho.

El esfuerzo por aportar su grano de arena para que se cristalice el objetivo dejó sus secuelas. Iván Furios disputó los últimos cinco encuentros de Patronato en la temporada 2016/17 con una fractura en el quinto metatersiano de su pie derecho. El hecho de no haber detenido su marcha para recuperarse de la lesión le impidió trabajar con normalidad durante los trabajos de pretemporada que inició el Rojinegro el 13 de julio pensando en la Superliga.

Desde que Juan Pablo Pumpido se hizo cargo de la conducción técnica del Santo el marcador central entrenó en forma diferenciada. Realizó los trabajos de kinesiología que demandan la rehabilitación . Sin embargo el dolor no mermaba. Por eso, y en forma conjunta con el doctor Juan Hermida, decidió ingresar al quirófano para ponerle fin a la dolencia.

De esta manera, el experimentado defensor será intervenido quirúrgicamente mañana en una clínica ubicada en el barrio porteño de Recoleta. Su regreso a escena estará estipulado para fines del 2017.

"A falta de cinco partidos para el final del torneo me hice una radiografía y saltó que estaba quebrado el quinto metatersiano del pie derecho. Se dice que es fractura que se produce por estrés. No me favoreció continuar jugando, pero ya está, no me arrepiento para nada. Sabía de los riesgos que corría", subrayó Furios, en diálogo con Ovación.

La cirugía será efectuada por el doctor José Batista. "Toda la vida me trató él de distintas lesiones que tuve a lo largo de mi carrera y esta vez no es la excepción", argumentó el Pelado, quien agradeció el gesto que tuvo Juan Hermida, integrante del cuerpo médico de Patronato, que dejó de lado los egos. "La decisión fue consensuada con Juan. En este sentido fue muy abierto porque muchas veces entre los facultativos son muy celosos, en cambio fue muy abierto y me dio para elegir", agradeció.

Furios se internará mañana en la clínica Agote a las 13.30. El viernes regresará a la capital entrerriana. Durante el post operatorio estará cuatro días con muletas para después poder caminar con normalidad. "Si todo está dentro de los parámetros esperados entre dos y tres meses podré regresar a la cancha", se ilusionó.

Comentarios