Ovacion
Martes 11 de Julio de 2017

El Globo recibió una goleada en Parque Patricios

Con Apuzzo como interino y a la espera de Gustavo Alfaro, el Globo fue cacheteado por Libertad, que lo venció 5 a 1 en Parque Patricios, por la ida de los 16° de final de la Sudamericana. La continuidad en la Copa dependerá de un milagro.

Hay dos formas de expresar lo sucedido en el Estadio Tomás Adolfo Ducó: una exhibición futbolística de Libertad, o una noche de tortura para Huracán. Es que el Globo fue arrasado por el conjunto paraguayo, que lo venció 5-1 en un partido que fue un calvario de principio a fin y cuyos últimos 25 minutos no parecieron tener razón de ser.

Los visitantes se pusieron arriba en el marcador cuando el partido apenas estaba comenzando. Oscar Cardozo, de larga trayectoria en Europa, abrió el score a los cuatro minutos de juego y sería el encargado de aumentar la ventaja a los 29 de la primera parte.


De esta manera, ambos equipos regresaban a los vestuarios con una clara diferencia en el desarrollo del juego pero con Huracán todavía en partido, por lo menos desde el resultado. Sin embargo, los dirigidos interinamente por Néstor Apuzzo habían desperdiciado las oportunidades de gol que les hubiera permitido acercarse a la igualdad y encarar el complemento de otra manera. Primero, con un remate de Mauro Bogado que el arquero Muñoz envió al córner; y luego con un disparo de media distancia Lucas Villalba, a la salida de una pelota parada.


Ya en la segunda parte, Libertad volvería a marcar, por intermedio de su otro delantero: el ex River, Newell's y Banfield, Santiago Salcedo. Para ese entonces, el reloj indicaba que se jugaban los 13 minutos del complemento y el partido parecía dejar de tener sentido: Huracán era un equipo fracturado tácticamente y sin espíritu.


Más tarde, Antonio Bareiro volvió a inflar la red para los vestidos de negro y el partido ya estaba 4-0. El aliento de las tribunas se había transformado en silbidos y el fastidio del público era indisimulable. En pocos minutos, los insultos se convirtieron en los protagonistas de la noche y los futbolistas de Huracán ya no ocultaban su impotencia ante el resultado: Romero Gamarra vio la roja directa y se fue expulsado por una infracción violenta.


Salcedo, otra vez y de penal, pondría un 5-0 humillante a falta de cinco minutos para el cierre del partido, tras una falta de Lucas Villalba. Luego, Mariano González, de tiro libre, se encargó de decorar el resultado ya sobre el inicio del tiempo adicionado.


Fue 5-1 en Parque Patricios. Gustavo Alfaro, anunciado como el nuevo entrenador del Globo en reemplazo de Juan Manuel Azconzábal, tendrá un arduo trabajo por delante para reestructurar el plantel y generar un equipo competitivo.

Comentarios