Canotaje
Viernes 07 de Julio de 2017

El frío y la crecida del río no cortan el aprendizaje

Los alumnos de la escuela Ecenaa de Paraná desafían las bajas temperaturas para aprender a remar.

A pesar de un río Paraná crecido y el frió en esta época del año, los chicos se las arreglan para dar sus primeros pasos en el canotaje. Los alumnos de la Escuela de Canotaje, Expedición y Natación en Aguas Abiertas (Ecenaa) practican semanalmente el deporte que buscan seguir creciendo constantemente y llegar competir de la mejor manera.

La crecida de las aguas perjudica un poco la parte recreativa que cuenta la entidad, pero de igual manera salen a remar a diario en el río Paraná.

El presidente de Ecenaa, Víctor Hugo Rodríguez, habló de cómo vienen trabajando en la entidad de la capital entrerriana.

"En el tema de los chicos estamos contentos. Tenemos muchas promesas; es una etapa que contamos con menos chicos por el frío del invierno, pero comparado con otros años son bastantes" aseveró.

Luego agregó: "La institución tiene tres modalidades. La parte municipal, que son cursos para chicos de 12 a 16 años que no pagan y para adultos mayores. Este último no se está dictando por el frío y la creciente. También tenemos un convenio con el CGE (Consejo General de Educación) por el tema del verano, que vienen chicos de los 5º grados a realizar un curso. Es una forma de acercar a los chicos al río".

En tanto el entrenador de los chicos, Pablo Taulada, dijo: "Con los chicos tenemos dos grupos. Los martes y jueves tenemos los integrantes de la Escuela Municipal de Deportes, que lleva el nombre de Programa Integral de Desarrollo, son chicos de 12 a 16 años, algo que es muy recreativo y básico en el canotaje. También los lunes, miércoles y viernes y algunos sábados está el grupo de competición y es integrado por chicos que pasaron primero por la Escuela Municipal. Es un semillero".

"Son dos grupos grandes; uno netamente recreativo y otro competitivo. Con este último nos vamos a la provincia de Chaco a disputar un torneo nacional. También forman parte de los Juegos Evita y otros campeonatos que afrontamos a lo largo del año", comentó.

En cuanto a la creciente del río Pablo Taulada manifestó: "Nos perjudica un poco la parte recreativa del deporte, porque no podemos ir a la isla al estar tan crecido el río; no tenemos dónde parar. A remar salimos igual. Lo otro que nos complica son los vientos. En la parte recreativa tenemos que buscar soluciones para que los chicos no se aburran remando. En cuanto lo competitivo los chicos pueden entrenar tranquilamente".


Comentarios