Ovacion
Viernes 07 de Julio de 2017

El ex arquero de Atlético Paraná dio detalles de algunos de los momentos más conflictivos de su vida

Pablo Migliore habló en Líbero, programa de TyC Sports de los momentos más trágicos de su vida. El exarquero Decano, de un paso fugaz.

Pablo Migliore es uno de esos personajes del fútbol que siempre tienen una anécdota interesante para contar. Con una vida agitada, tanto en lo profesional como en lo personal, el arquero se animó a hablar de algunas de las polémicas más fuertes de las que ha sido protagonista.


El futbolista, que el último año estuvo en Atlético Paraná, participó del ping pong que propuso el programa "Líbero" de TyC Sports y dio detalles de temas como su relación con Juan Román Riquelme y el tiempo que pasó en la cárcel.


Cuando le preguntaron por el vestuario más difícil en el que le tocó estar, dijo que fue tras perder la final del torneo Apertura 2006 con Boca ante Estudiantes de La Plata. Sobre aquel episodio, contó que hasta el técnico Ricardo La Volpe insultó a sus jugadores.


"Volaban puteadas para todos lados. El técnico, con los compañeros, con todos. Yo me ataba y me desataba los cordones 40 veces, me quedaba en silencio, pero veía que volaban cosas para todos los costados", recordó sobre la situación vivida en el vestuario de la cancha de Vélez.


Migliore también desmintió haberse peleado con Juan Román Riquelme. El arquero siempre estuvo identificado con el grupo de Martín Palermo y se habló de un enfrentamiento con "El Diez" tras un partido ante Fluminense por Copa Libertadores.


"Si yo me llego a pelear con alguien, te enterás al toque. La única vez que me peleé, se enteraron al toque y quedó en evidencia. Una sola vez tuve un cortocircuito que lo aclaré en Tandil y quedó ahí, nada más", sostuvo. Sin embargo, cuando le preguntaron sobre el mejor jugador, no dudó: "Me gustaba mucho como jugaba Román, pero el que hacía los goles era Martín".


Respecto de los momentos más oscuros de su vida, confesó que alguna vez robó. "De gil, por dejarte llevar, por la junta. Robé giladas, en una remisería. Yo era campana", confesó.


En el 2013, Migliore fue detenido por el supuesto encubrimiento de un homicidio. Pasó 40 días preso. En el penal, jugó al fútbol ("De 9", contó entre risas) y se encontró con conocidos: "Había pibes del barrio, de la hinchada de Almirante (Brown), de Boca. Estaba 'El Pepo' (el líder de la banda de cumbia "Los Gedes")".


Finalmente, a la hora de hablar de sus enfrentamientos en el mundo del fútbol, se sinceró: admitió que llegó a agarrarse a trompadas con Jonathan Bottinelli (cuando ambos jugaban en San Lorenzo) y que estuvo a punto de irse a las manos con Teo Gutiérrez en un partido, pero que un gesto del colombiano lo frenó: "Lo fui a buscar hasta la mitad de la cancha, pero no quiso pelear. Cuando terminó el partido, me vino a pedir el buzo y me terminó rompiendo el corazón. Yo le quería pegar hace media hora y después me dijo que estaba todo bien, que su viejo quería mi buzo. Le dije 'Disculpáme, tomá, acá tenés'".

Comentarios