Atlético Paraná
Martes 29 de Agosto de 2017

El cordobés quiere dejar su huella en el Decano

Ezequiel Luján se sumó ayer a Atlético Paraná. Desea ganarse un lugar en el equipo e imponer el cuarteto en el vestuario.

Atlético Paraná inició ayer su cuarta semana de pretemporada con una nueva cara. En la noche del sábado el presidente de la entidad de barrio San Martín, José Cáceres, anunció la contratación de Ezequiel Luján. El mediocampista, de último paso por Olmedo de Ecuador, se integró ayer al plantel Decano. Su primer día como futbolista del Gato fue con mucha intensidad. "Estoy reventado", confesó el volante con su inconfundible tonada cordobesa, después del segundo turno de entrenamiento que realizó el conjunto dirigido por Edgardo Cervilla.
"Venía de otro fútbol como el ecuatoriano, que si bien es competitivo no tiene la intensidad de acá. El ritmo de juego es más táctico, más pausado. Los entrenamientos no son iguales. En Bolivia entrenábamos 45 minutos nada más y acá son tres horas. Estaba medio desacostumbrado y me tengo que acostumbrar", explicó el flamante futbolista del Rojiblanco.
Luján es un laburante de esta profesión. A lo largo de su trayectoria realizó varías vueltas por distintos lugares. Gran parte de su carrera la realizó en su Córdoba natal. Su carrera incluye paso por Atalaya, Las Palmas, Racing de Córdoba, Central Norte de Salta, Arauco Bravo de Bolivia y su reciente ciclo en Olmedo de Ecuador.
Keko, como lo conocen en la ciudad del cuarteto, había recibido ofertas de Gimnasia y Esgrima de Mendoza y de Unión de Sunchales. Sin embargo se inclinó por el llamado que se emitió desde la capital entrerriana. "Me contactó David Cáceres (revisor de cuentas de Atlético Paraná), después me llamó el entrenador y cerramos todo. También hablé con (Jonathan) Belforte. Él me dijo lo que es el club y no lo dudé. Estoy contento por el club al que vine", aseveró.
El consejo de Belforte fue importante para su llegada. El contacto entre el ex mediocampista de Atlético y Luján se realizó a través de las redes sociales. "No lo conozco personalmente, solo hablamos a través de facebook. Me dijo lo que era el club. Le pregunté a él porque se que jugó el último tiempo en Paraná y sin conocerme me dio las mejores referencias", aseveró.
Al instante de definir sus características de juego, se definió: "Soy un mediocampista izquierdo que me gusta jugar por afuera. También me gusta moverme por el otro andarivel para encarar y rematar al arco. Soy más de tener la pelota, meter remate profundo y rematar desde media distancia", subrayó.
Keko peleará por un lugar en el equipo junto a Alexis Ekkert, uno de los referentes del Decano. Luján no le teme al desafío. "Cuando me llamaron me dijeron era para pelear por un puesto. No tengo ningún problemas. En el fútbol argentino no he jugado mucho, no soy conocido como otros jugadores y vengo a pelear por un puesto", indicó.
En su regreso al fútbol argentino Luján se suma a un equipo que tiene la presión de ser protagonista. El mediocampista prefiere ir transitando de a poco. Ir dando pasos firmes y sólidos. Asentar los cimientos para poder realizar una buena performance. "Hay muchos refuerzos. Primero hay que formar el plantel que nos conozcamos todos. Nos toca una zona muy dura porque así como está Atlético está Central córdoba, Douglas Haig, clubes con su historia. Va a ser una zona muy competitiva y hay que ir paso a paso. Lo bueno de esto es que es un grupo muy unido. Eso es muy positivo", destacó.
Por último, Luján remarcó que intentará imponer el cuarteto en un vestuario donde reina la cumbia santafesina. "Ahora llegó Ulises Bueno, La Barra, Sebastián Córdoba", enumeró Keko, que en los países donde jugó pudo instalar la música popular de su provincia en la intimidad del equipo. "No recuerdo cual era el ritmo de Bolivia. En Ecuador se escuchaba salsa choque y metí e impuse cuarteto. Los chicos bailaban. Cuando se enteraron que arreglé en Paraná mis excompañeros me hicieron una videollamada y en el vestuario solo se escuchaba cuarteto", concluyó.

Comentarios