Ovación
Sábado 22 de Abril de 2017

El ciclismo de luto en una tragedia demasiado grande

Michele Scarponi, que ganó el Giro de Italia en 2011, murió este sábado tras ser golpeado por una camioneta cuando entrenaba. Tenía 37 años.

Michele Scarponi entrenaba cerca de su casa en Filottrano, cerca de Ancona, cuando recibió el impacto de una camioneta en un cruce. Deja una esposa y dos hijos gemelos.


El ciclista de Astaná murió en el lugar y no pudo ser reanimado por los servicios de emergencia, que acudieron con rapidez, según los primeros reportes.


El equipo Astaná calificó la noticia en un comunicado como "una tragedia demasiado grande para describirla".


"Dejamos a un gran campeón y un hombre especial, siempre sonriente en cualquier situación, era un auténtico hito y un punto de referencia para cualquiera en el Astaná Pro Team", añadió el equipo.


Scarponi recibió el trofeo del Giro de 2011 después de que Alberto Contador fuera despojado del título por dopaje.


Scarponi.jpg



Había sido nombrado líder de su equipo para la próxima edición de la vuelta italiana, que comienza en menos de dos semanas, tras la retirada de Fabio Aru por una lesión de rodilla.


Scarponi había regresado a casa tras terminar cuarto en el Tour de los Alpes el viernes en Trento. El lunes ganó la primera etapa.


El italiano era uno de los corredores más apreciados del circuito por su sentido del humor y su carácter alegre.


"Ayer estaba compitiendo. Se me acercó. Michele sonreía, como siempre", escribió en Twitter el entrenador del equipo Italia, Davide Cassani. "Estaba contento por la victoria (del lunes). Hablaba del Giro. Y ahora estoy aquí llorando por él. Oh, Dios mío".


Comentarios