Ovacion
Miércoles 30 de Agosto de 2017

Delfina Pignatiello entró en la historia de la natación argentina

La argentina obtuvo dos medallas de oro y una de plata en el Mundial Juvenil que se realizó en Indianápolis el fin de semana último, se mostró feliz este miércoles en su regreso a la Argentina y dijo que ya piensa en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018.

Dos medallas de oro en los 800 y en los 1.500 metros libre, con récords de campeonato incluidos. Una medalla de plata en los 400 libre. Un récord sudamericano en los 800.

Tres récords argentinos en cada una de esas distancias. Es demencial lo realizado por Delfina en el Mundial Juvenil de natación, claro está. Pero más lo es aún porque certifica que la joya argentina se codea con la elite internacional antes de la mayoría de edad que cumplirá en abril.

"Estoy muy feliz, contenta con los resultados que logré en el Mundial. Ser campeón es un sueño, quería regresar al país para disfrutarlo junto a mi familia", señaló Pignatiello, de 17 años, en declaraciones que efectuó en el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, en Ezeiza.

Pignatiello se consagró campeona del mundo en los 800 metros (con record sudamericano) y en los 1.500 metros libres, y se quedó con la presea plateada en los 400 metros, en todos los casos marcando el mejor registro histórico nacional.

"Sabía que existía la posibilidad de luchar por un podio", explicó la nadadora oriunda de San Isidro, quien pese a contar con la marca clasificatoria para el Mundial de pileta larga de adultos en Budapest, resignó todo por participar del torneo en Indianápolis e inscribir su página en la historia de la natación argentina.

Esta joven de 17 años es el presente y el futuro de la natación argentina. Es abanderada en el colegio secundario, donde cursa su último año.

Télam / Clarín

Comentarios