Ovacion
Domingo 01 de Octubre de 2017

Barcelona-Las Palmas se juega a puertas cerradas por el referéndum de Cataluña

Ante la negativa de decretar su aplazamiento, el partido en el Camp Nou se disputará sin público por falta de seguridad en el marco del referéndum de Cataluña.

El partido entre Barcelona y Las Palmas, previsto desde las 11.15 en el Camp Nou por la séptima fecha de la Liga de España, quedó rodeado en un clima de incertidumbre por el clima social imperante en la ciudad debido al referéndum por la independencia política de Cataluña.

Los periódicos catalanes Sport y Mundo Deportivo publicaron en sus sitios web que el juego fue suspendido después de un análisis realizado por la Comisión Directiva del club y la Junta de Seguridad tras el que se concluyó que no estaba garantizado su normal desarrollo.

Sin embargo, la agencia española de noticias Efe citó que los Mossos d'Esquadra, la Policía de Cataluña, consideraron que el partido "no reviste ningún problema de seguridad", por lo que podría disputarse sin inconvenientes.

Tanto el club Barcelona, como la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y La Liga no se pronunciaron oficialmente sobre una eventual suspensión del encuentro hasta una hora antes del inicio previsto.

Otros medios españoles, como el deportivo Marca, aseguraron que los jugadores de Barcelona le plantearon a la directiva su intención de jugar ante Las Palmas, que fijó posición sobre el tema al bordarse una bandera de España en su camiseta como apoyo a la unidad del país y de rechazo a la independencia de Cataluña.

Cuando faltaban 45 minutos para el pitazo inicial, el Camp Nou permanecía con sus puertas cerradas y el equipo visitante realizaba movimientos precompetitivos sobre la cancha.

Otras versiones periodísticas señalaban que el partido podría disputarse sin público.

Durante la jornada de hoy, la ciudad de Barcelona esta bajo un clima de tensión a raíz de llevarse a cabo el referéndum secesionista catalán, declarado ilegal por la Justicia española, razón por la que el Gobierno de Madrid desplegó a la Guardia Civil (fuerza de seguridad nacional), que reprimió a votantes con el resultado de al menos 338 heridos y contusos.

Comentarios