Beach Volley
Miércoles 28 de Junio de 2017

Ana Gallay seguirá sin su compañera de equipo

La entrerriana no tendrá a Georgina Klug como dupla y de esta manera cerraron un ciclo exitoso para el deporte.

Ayer la presentación de los equipos nacionales para el Mundial de Beach Volley sorprendió por la composición de la dupla femenina que representará a Argentina en dicha cita. Es que luego de un enorme proceso olímpico, Georgina Klug no aparecía como pareja de la entrerriana Ana Gallay y en su lugar estará Virginia Zonta, quien fuera dupla de Gallay en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Tras conocerse la noticia, nos comunicamos con la propia Georgina, quien nos contó que tomó la decisión de salir de la Selección y de la dupla que tantas alegrías le dio al beach volley argentino. "Mi retiro se debe a razones personales y de equipo" explicó.

Klug se tomó unos minutos para contarnos qué la motivó a dar un paso al costado luego de una temporada tan positiva para la dupla: "Es una combinación del deseo personal de hacer otras cosas, de proyectar la vida de familia y encarar nuevos proyectos de vida junto con que cerramos un ciclo con los Juegos Olímpicos el año pasado. Sentí que dejamos de crecer, de tirar para adelante como lo veníamos haciendo y en lo personal creo que no estaba aportando lo mismo de siempre y lo que considero que es necesario para jugar en alto rendimiento, así que decidí dejar la Selección."

Todavía con la dificultad de poner en palabras una decisión que no fue nada fácil de tomar, Georgina resalta todo lo positivo que se llevó de una experiencia impensada hace algunos años. "El beach volley me dio mucho. Cuando empecé me estaba casi retirando del indoor, pensando también que iba a empezar un proyecto de familia con Nacho (Juan Ignacio Forastiero, su esposo). Surgió la posibilidad de entrenar y me enamoré de un deporte que me parece inteligente, táctico, que tiene el condimento de que se juega al aire libre y los torneos internacionales son un show espectacular. Ahí decidí dedicarme al beach, para superarme a mí misma, para aprender a jugarlo, sin muchas expectativas, y la verdad que todo lo que pasó estos últimos cuatro años fue una sorpresa para mí", relató con emoción.

El historial de Gallay/Klug arroja grandísimos momentos: el oro en los Juegos Panamericanos, la medalla de plata en el Xiamen Open, ser parte de las finales del FIVB World Tour y la clasificación a los Juegos Olímpicos por primera vez a través del World Tour son solo algunos de ellos. "Logramos algo muy importante para el beach que es un deporte tan nuevo. Con Ana nos metimos en el nivel más alto del mundo, estábamos entre las 10 mejores. El año pasado quedamos sextas, cuando el año anterior habíamos visto la final como espectadoras y preguntándonos si alguna vez lo lograríamos. Eso fuimos siempre como equipo: teníamos el convencimiento de poder, la manera en que luchamos, jugábamos mano a mano ante cualquiera y por eso le hemos ganado a equipos muy duros, como a las campeonas olímpicas. Creo que es lo que más valoro de nosotras", analizó la jugadora de 33 años.

Georgina repasa con orgullo los momentos vividos junto a Ana, su dupla y compañera durante esta experiencia: "Se dieron cosas increíbles que superaron nuestros sueños y estoy súper orgullosa del equipo que formamos. Rompimos todas las expectativas".



Comentarios